Actuación de canciller venezolana causó impasse en el Mercosur

Argentina asumió la presidencia rotativa del Mercado Común del Sur en una reunión de cancilleres ayer en Buenos Aires en la que Venezuela intentó meterse por la fuerza tras su suspensión por incumplir compromisos técnicos y políticos adquiridos cuando ingresó al bloque en 2012.

La canciller Susana Malcorra hizo el anuncio al término de una reunión con sus homólogos de Paraguay, Eladio Loizaga; de Brasil, José Serra; y de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, en la que aclaró que el estatus actual de Venezuela,  en el grupo regional, “es de cesación de participación sin voz ni voto hasta que cumpla los compromisos pendientes”.

La ministra venezolana llegó ayer al Palacio San Martín de Buenos Aires, entre empujones de policías antimotines, representantes de movimientos sociales y la prensa, junto con su par boliviano David Choquehuanca con quien se fotografió. La canciller tuiteó que esperaban a sus pares de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, a quienes atribuyó una “confabulación” contra el país.

“A pesar de que estos presidentes (del bloque) insisten en que Venezuela no participe. Bueno, nos meteremos por la ventana”, indicó Rodríguez en la puerta de la sede de la Cancillería de Argentina.

Pese a la notificación por parte del personal de protocolo y seguridad de que no estaba invitada,  Rodríguez se coló entre forcejeos. Se encontró con que el encuentro de cancilleres había finalizado. Luego dijo haber sido agredida por un policía.

Antes de la reunión de cancilleres del Mercosur, Malcorra y Rodríguez mantuvieron una reunión de una hora, a la que se incorporó Nin Novoa.

El especialista en derecho internacional, Mariano de Alba, expresó que “lo único que logró la canciller fue confirmar que su presencia en el Mercosur es foco de conflictos innecesarios e insultos”. A su vez, tildó de “lamentable el espectáculo” dado por la ministra venezolana, quien, en su opinión, solo buscó un efecto mediático.

El embajador Oscar Hernández coincidió en que la actuación de la canciller  fue “una vergüenza” que  no solo daña la imagen del gobierno venezolano, sino del país.

Afirmó que lo sucedido es una muestra más de la poca capacidad del gobierno de negociar y de manejarse en las esferas diplomáticas.

Controversia. Malcorra anunció que hoy en Montevideo se activará la aplicación del mecanismo de solución de controversias establecido en el Protocolo de Olivos para tratar de solucionar las diferencias con Venezuela; sin embargo, aclaró que el país no podrá actuar como miembro pleno del bloque mientras incumpla con lo exigido en el Tratado de Adhesión.

“Reconocemos el diferendo que hay con Venezuela, reconocemos las enormes diferencias entre Venezuela y los socios del Mercosur, pero soy optimista”, recalcó Malcorra.

Los analistas consideran que después de la actuación de Rodríguez, difícilmente se llegue a una solución inmediata.