Acusan a líder de colectivo por muerte de un latonero en Lomas de Urdaneta

LA VOZ

30/09/2016 5:58 am

vecinos de La Ciudadela protestaron y colocaron pancartas en contra del oficialista y Pablo Alexis, supuestos implicados en el crimen. Recolectaron firmas para acudir en las próximas horas a la Fiscalía a pedir justicia. señalan que Navas “es protegido por un alto funcionario del gobierno nacional”.

Por interceder a favor de un vecino de su comunidad que estaba siendo agredido, fue asesinado el latonero Johnny Palencia (51), en La Ciudadela, sector adyacente al bloque 10 de Lomas de Urdaneta, Catia, al oeste de Caracas.

Vecinos y familiares señalan a Sair Navas (28), líder del colectivo Carbonell y del consejo comunal Alirio Díaz, quien además es el encargado de las jornadas de alimentación y discrimina a quienes no pertenezcan a su tolda política.

-Eso fue en plena calle, todo el mundo lo vio. Dijo Ramón Alberto Sanabria, quien teme por su vida y responsabiliza a Navas de lo que pueda pasarle a el ó a cualquier miembro de su familia.

Relató que Palencia estaba llegando de un juego de futbolito realizado en San Martín, con su equipo denominado Los Guerreros de Dios. Palencia era cristiano evangélico.

Eran pasadas las 9 de la noche del martes, los encapuchados estaban agrediendo a un joven que llegó buscando un mecate para remolcar una moto, y lo acusaban de intento de saqueo de una camioneta que transportaba 15 bultos de pasta. Le dieron un cachazo en el rostro, Palencia intervino para defenderlo, Navas le dijo “ah, tu eres su padrino” y le dio una bofetada. Discutieron, se fueron a las manos, Navas desenfundó su arma y le metió tres tiros.

El hombre fue alcanzado en la ingle, abdomen y pierna, lo llevaron al hospital de Los Magallanes y falleció.

Al enterarse de la muerte del latonero los vecinos indignados comenzaron a protestar porque era un hombre “muy querido”. Negaron que hubiera sido un enfrentamiento como reseñaron medios oficiales. Los restos fueron velados en la funeraria El Cristo, de Catia y ayer luego de recibir honores en su comunidad fueron trasladados a Las Llanadas de Monay, La Candelaria, estado Trujillo, de donde vino Palencia hace más de 30 años.

En el acto estuvieron presentes los jóvenes del equipo de futbolito creado por Palencia para rescatar ó alejar del vicio a los muchachos de su comunidad. Colocaron pancartas contra Sair Navas y Pablo Alexis, supuestos implicados en el crimen y recolectaron firmas para acudir en las próximas horas a la Fiscalía a pedir justicia.

La vecina Betzabeth Sanabria vive en la calle Carbonell, por no estar del lado del colectivo y rechazar el crimen de Palencia, le ordenaron irse del barrio. –Tengo que mudarme, dejar mi casa, nos han acusado de guarimberos, el mismo Sair ha dicho públicamente por los altavoces que a los Sanabria no les darán ni agua. Como el maneja los CLAP los excluyen de la distribución de bolsas de comida.

AA