Asesinan a obrero frente a su casa en Baralt

Yessica González / Baralt / noticias@laverdad.com
La Policía maneja el hecho como ajuste de cuentas. Dos sujetos en una moto lo interceptaron y le dispararon. Quedó moribundo en el suelo. Sus familiares no ofrecieron detalles

Un nuevo hecho de violencia alertó a las autoridades del municipio Baralt.  En la medianoche del pasado martes fue asesinado Edwin José Castellanos, de 25 años, cuando ingresaba a su residencia, ubicada en la calle principal del sector La Línea, zona rural de la localidad.

La ráfaga de disparos estremeció a los vecinos. El joven fue atacado por un par de sujetos, quien aparentemente lo esperó escondido en una zona cercana a su casa.  Lo vieron llegar, lo interceptaron y sin mediar palabras desde una moto desenfundaron sus armas y lo asesinaron. La víctima recibió cerca de seis impactos de bala entre el pecho y la cabeza.

Los homicidas huyeron a toda velocidad. Familiares del infortunado al salir de la vivienda solo escucharon el estruendo de la moto y se percataron de que Edwin se debatía entre la vida y la muerte, tirado en la arena y en medio de un charco de sangre. En un intento por salvarle la vida lo llevaron hasta el centro asistencial más cercano, donde ingresó sin signos vitales.

Funcionarios de la Policía municipal (Polibaralt) llegaron al sitio para resguardar la escena. Una comisión de la Policía científica, subdelegación Ciudad Ojeda, realizó el respectivo levantamiento del cadáver y las experticias del caso. Según las primeras investigaciones, el móvil que cobra más fuerza es el ajuste de cuentas.   Indagan el entorno de la víctima y su posible relación con bandas delictivas de la zona.

Familiares y amigos que se acercaron a la morgue de Cabimas aseguraron desconocer la razón de lo sucedido. Se negaron a ofrecer detalles. Se conoció que Castellanos era soltero y no dejó hijos. Se ganaba la vida como obrero.  Presuntamente, no tenía problemas de ningún tipo y no había recibido amenazas de muerte. “No sabemos qué paso en Baralt, matan a la gente a diario. La Policía nunca hace nada”, fueron las palabras de un primo, quien prefirió no identificarse.

Fuente: La Verdad