Asesino de familia dijo “se me metió el diablo dentro”

  • CARLOS D'HOY

15 de diciembre de 2016 07:32 AM

EL UNIVERSAL

Caracas.- Tres integrantes de una familia fueron asesinados durante la celebración de un cumpleaños que se realizaba en la urbanización Las Colinas del sector Las Rosas en la población de Guatire del municipio Zamora del estado Miranda.

Los muertos fueron identificados como David Rodríguez (60), gerente de una entidad bancaria, sus hijos David Rodrírguez (21), estudiante de ingeniería y Mayra Rodríguez (19) también estudiante, mientras que resultó gravemente herida la otra hija del hombre Rosangélica Rodríguez quienes habían acudido a la mencionada urbanización a celebrar el cumpleaños de su papá.

Informaciones policiales señalan que la familia se encontraba reunida y aproximadamente a las 7:30 de la noche se introdujo a la casa un sujeto identificado como Dagluys José Cisneros Contreras (24), quien le exigió al señor David Rodríguez que le diera dinero para comprarle los juguetes de navidad a sus hijos. La situación degeneró en una discusión entre ambos hombres y finalmente en un ataque a puñaladas contra Rodríguez, quien resultó mortalmente herido.

Los gritos alertaron al resto de la familia que intentó impedir la agresión, en ese momento Cisneros Contreras atacó a Mayra Rodríguez, quien a gritos pedía que dejaran de apuñalarla, luego llegó su hermano quien logró alejar al agresor, y le quitó el cuchillo y lo lanzó a la calle, aun herido agarró al agresor y lo llevó hasta el interior de la quinta, donde continuó la pelea, allí habría sido asesinado con un objeto contundente.

“Los gritos eran terribles, jamás podré olvidar lo que escuché, fue algo horrible, qué dolor escuché anoche… pobre gente eso fue algo horrible, primero el señor Rodríguez pidiendo auxilio, luego salió la muchacha y el tipo la atacó… ella gritaba que no la hirieran más, pedía por favor no le hicieran más daño, que no la mataran. Luego fue el hermano… esos gritos no los voy a olvidar jamás en la vida, fue algo horroroso, yo no quería que mi mamá saliera, es triste… esa gente no se merecía una muerte tan horrorosa”, dijo una vecina.

El asesino, quien era sobrino de Rodríguez, salió al porche de la casa, donde yacían su tío y su prima muertos y se arrodilló ante el cadáver de la joven, a quien comenzó a acariciarle el rostro y a decirle “no quería que todo sucediera así, sólo quería dinero para comprarle los juguetes del Niño Jesús a mis hijos”.

Alertados por los gritos los vecinos rodearon la casa e impidieron que el sujeto huyera, intentaron agredirlo, sin embargo a los minutos llegaron funcionarios de la Policía Municipal de Zamora, quienes lograron la detención del asesino, quien en un intento por defenderse le habría dicho a los oficiales “escuché unas voces que me decían que los matara, fue el diablo que entró en mi cuerpo”.

La única que resultó ilesa en el ataque fue una pequeña de tres años de edad, hija de Rosangélica Rodríguez, quien fue rescatada por los funcionarios policiales que acudieron al lugar del hecho.

“El Avenero” no parecía un asesino

Vecinos de Dagluys José Cisneros Contreras expresaron su sorpresa por el triple asesinato cometido por el sujeto en contra de tres de sus familiares.

“Él vive en el sector La Pradera, edificio A, lo conozco como una persona normal, que no se mete con nadie, no lo conocemos por ser ni drogadicto, ni delincuente, era una persona normal, nunca nos imaginamos que haría algo así”, indicó una vecina.

Una amiga de la familia agregó que Cisneros vive junto a su familia en el mencionado edificio, era una persona que uno lo veía con su carretilla y los tobos de avena, cuando no estaba trabajando, lo veíamos con sus hijos, no parecía una persona de hacer algo así, es de verdad sorprendente que haya asesinado a tres personas”, dijo otra conocida del asesino.

“Él tiene dos hijos, uno de 5 y otro de 4 años, uno los veía siempre, son una familia grande, la abuela, la mamá y varios hermanos conviven, no parecía que fuese a hacer algo así”.

Inseguridad a la orden del día

Por su parte los vecinos de la familia asesinada se quejaron por la escasa presencia policial que hay en el sector.

“Acá hay un problema con los cuadrantes del patrullaje inteligente, Polizamora dice que le corresponde a Polimiranda y Polimiranda dice que le toca a los otros, en fin se pelotean la seguridad y mientras tanto los vecinos estamos a merced del hampa”, dijo la señora Marina Hernández, vecina.

Agregaron que ni el cercado que se colocó alrededor de la urbanización ni las entradas controladas con portones han alejado a la delincuencia, “en los dos portones nos roban cuando llegamos, o se meten por los muros. Uno cree que con construir cercas perimetrales se soluciona el problema de la inseguridad, pero la verdad es que lo que hacemos es encerrarnos y se la ponemos cada vez más fácil a los ladrones para robarnos”.

Policía efectiva

Por su parte el director de la Policía Municipal de Zamora, comisionado Modesto Trosel, reconoció el trabajo realizado por los funcionarios policiales a su mando, quienes lograron detener al triple homicida.

“Gracias a una efectiva acción de funcionarios policiales y vecinos, logramos la detención del Sujeto”.

El comisario anunció la detención de otra persona presuntamente vinculada con el hecho, se trata de una prima del asesino, a quien le detectaron algunos mensajes de texto relativos al asesinado, en los que decía que el asesinato “eso no es lo que se quería”.

Indicó además que los cuerpos policiales presumen la participación de un segundo individuo en el crimen, al parecer los funcionarios policiales estarían buscando a un segundo sujeto quien habría participado en el ataque, al parecer sería quien golpeó en la cabeza al joven provocándole la muerte de manera casi instantánea.

En los hechos además se llevaron detenido a un joven, quien habría obstaculizado la acción policial.

Una familia golpeada por la tragedia

El jefe policial agregó que este año ha sido particularmente violento para la familia Rodríguez. Hace tres meses fue asesinado Jean Martínez (32) esposo de Rosangélica, quien murió durante un atraco.

Relató que Martínez era distribuidor de hielo y fue asesinado durante un atraco perpetrado en su contra, “al intentar escapar le dispararon y le dieron en la cabeza, la esposa recibió el mismo balazo que mató a su marido y la niña fue testigo de ese drama”.