Aumento de pasaje obliga a revisar subsidio estudiantil

  • JULIO MATERANO

10 de diciembre de 2016 06:00 AM

EL UNIVERSAL

Caracas.- Con un aumento en puertas de 66,66% del pasaje mínimo, una propuesta que el sector transporte acordó aplicar a partir del 12 de diciembre para incrementar la tarifa de 60 a 100 bolívares, el Ministerio de Transporte Terrestre y Obras Públicas (MTT) tiene el reto de continuar con el Registro Nacional de Estudiantes.

Se trata de un proceso que ese despacho inició el 15 de noviembre para censar a alumnos de educación inicial, básica, media y universitaria y que  a inicios de este mes sumaba 110.884 inscritos a escala nacional, frente a una matrícula de 13 millones de estudiantes.

Solo en Caracas, Vargas y Miranda 1.276.878 de colegiales integran el sistema de educación primaria y media, precisa la Memoria y cuenta 2015 del Ministerio de Educación. De acuerdo con  ello, en Gran Caracas el Ejecutivo tendrá el reto de incorporar 16% de la matrícula a un sistema digital con el cual intenta saldar la solicitud del sector, cuyos dirigentes han exigido un subsidio directo a los jóvenes para que puedan cancelar los gastos de movilidad.

Hugo Ocando, presidente del Bloque de Conductores del Oeste, señaló que en enero arrancará en el país el plan piloto para probar las tarjetas integrales. Para ello, la cartera de Transporte tiene previsto iniciar las pruebas en seis entidades del país.

En Caracas fue propuesta la parroquia 23 de Enero, donde los conductores esperan por la adecuación de las unidades. A la par el Gobierno ejecuta el Registro de Operadores y Unidades al cual se han afiliado 442.070 avances desde octubre.

La data servirá para esclarecer las condiciones en las que se presta el servicio. Ocando, quien además es uno de los 12 representantes independientes del sector en la Mesa Nacional de Seguimiento, señala que de seis tópicos, el pasaje estudiantil es el único aspecto sobre el que han logrado establecer acuerdos.

A mediados de noviembre   Ricardo Molina, titular de Transporte, instaló cinco nuevas mesas para hacer seguimiento a las primeras cinco establecidas en agosto para abordar entonces aspectos como seguridad, insumos y precios.

“Quedan pendiente otros aspectos como seguridad social, tarifa, insumos y repuestos y flota y financiamiento”, agrega Ocando. El gremio explica que el Banco Bicentenario presentó una propuesta de tarjeta inteligente, con un mecanismo de captahuellas, a través de la cuales se ofrecerá el subsidio. En un contexto en el cual el Estado solo aporta 17,5% del costo del pasaje estudiantil, los transportistas ven con desconfianza la promesa gubernamental que hay detrás de esas tarjetas.

Molina aseguró que los choferes pasarán de recibir 10,5 bolívares por ticket a 100% del pago. Según el sector, en el país solo 400 mil estudiantes compraban tickets, menos del 1% de la matrícula, el resto paga menos de la mitad del pasaje.

En Libertador solo las líneas de Catia, 23 de Enero y La Vega están acopiadas en Fontur y los conductores de las otras 19 parroquias reciben un subsidio de 1.500 bolívares mensuales que no cubren los gastos de traslado ni de un estudiante.

Pedro Jiménez, del Bloque del Suroeste, espera que se cumpla lo prometido. “Al ministro  se le ocurre desaparecer los tickets y decirle a los estudiantes que se pueden subir gratis y eso ha provocado confrontación”. “El estado debe pagar el 70% pero solo cancela 10,5 bolívares por cada estudiante”, destaca Ocando. En octubre, cuando se aumentó el pasaje a Bs 60, el Gobierno debía aportar Bs. 42 por tickets, pero desde inicios de año solo cancela a los choferes Bs.10,5 por beneficiario. El monto quedó rezagado con los últimos tres ajustes de tarifa.