Bombardeos sobre Aleppo causan 846 heridos en medio colapso de hospitales

EL UNIVERSAL

EFE

30 de septiembre de 2016 06:23 AM

Ginebra.- Los últimos bombardeos sobre el este de la ciudad siria de Aleppo han causado 846 heridos, la tercera parte de ellos niños, en medio del colapso del sistema sanitario de la urbe, según informó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Hasta hace poco había ocho hospitales que funcionaban en Alepo, ninguno de ellos a su capacidad total, pero en los últimos días los dos hospitales más grandes fueron atacados deliberadamente, lo que ha reducido fuertemente la capacidad de los sanitarios”, declaró el director de Emergencias de la OMS, Rick Brennam, informó Efe.

Confirmó que ahora quedan “menos de treinta médicos” en el sector oriental de Aleppo, quienes siguen atendiendo a las víctimas “a pesar del tremendo agotamiento físico y emocional que sufren… el trabajo que están haciendo va más allá del heroísmo”.

La organización, que conoce en detalle la situación en el sector este de Alepo a través de personal médico que sigue trabajando y de ONG locales, señaló que desde la intensificación de los bombardeos en las últimas dos semanas 338 personas han muerto, incluyendo 106 menores.

“Tenemos cuatro demandas: que se detengan los asesinatos, que paren los ataques contra centros sanitarios, que se permita la evacuación de los enfermos y heridos y que se deje entrar la ayuda”, resumió Brennam.

Sostuvo que los médicos y el personal sanitario están atendiendo a los heridos sin el material mínimo requerido.

“Llevo trabajando 23 años en asistencia humanitaria, he estado en zonas de conflicto en cuatro continentes, pero raramente he visto condiciones tan graves como la del este de Aleppo. Esto va más allá de lo imaginable”, sostuvo el especialista.

El representante de la OMS dijo que hace poco se calculaba que había 135 camas disponibles en los ocho hospitales en el este de Alepo, pero los ataques contra los dos últimos hospitales han reducido drásticamente esa capacidad.

Brennam describió una situación en la que civiles y niños deben ser atendidos sobre el suelo, en medio de los corredores de los pocos hospitales que siguen funcionando.

“Cuatro niños han muerto en los últimos días porque la unidad de cuidados intensivos estaba llena”, lamentó.

La OMS tiene posicionados desde hace semanas equipos y suministros médicos cerca de Aleppo que son suficientes para atender a 140.000 personas, pero los combates no permiten transportarlos hasta el este de la ciudad.

Asimismo, Brennem pidió que se permita evacuar a los enfermos y heridos más graves, quienes podrían ser conducidos a hospitales del norte de Siria, en la región próxima a Turquía, que han sido preparados para recibirlos.

La OMS mantiene contactos con las autoridades sirias y rusas -que brindan apoyo militar a Damasco- para que le permitan cumplir con su misión y se detengan los ataques contra hospitales, de los que se ha reportado más de un centenar en todo Siria.