Casique: tipo de cambio implícito dejó de ser referencia

  • IVONNE AYALA

13 de diciembre de 2016 05:30 AM

EL UNIVERSAL

Caracas.-    El incremento inédito del tipo de cambio implícito, consecuencia del aumento de la liquidez monetaria y la caída de las reservas internacionales, no es una referencia que impacte significativamente a la economía o la población, observó este lunes el economista Jesús Casique.

Se conoce como  tipo de cambio implícito, “la medida que utilizan los economistas para determinar cuál es la relación existente entre la masa monetaria en circulación y el nivel de reservas internacionales para un momento determinado”.

El M2, es decir la liquidez monetaria, y su división con las reservas internacionales, no es un indicador representativo del tipo de cambio, explicó. El problema que tenemos es que no hay confianza en la moneda nacional.”Es un error indicar que la liquidez está respaldada por las reservas internacionales”, apuntó

“Hay una confusión entre lo que es la depreciación y la devaluación. El implícito se acerca más al Simadi, éste fluctúa diariamente, aumenta, es decir, se deprecia. Si se producen ajustes que impulsen el tipo de cambio oficial que es el de 10 bolívares, si hablaríamos de devaluación. En el caso del tipo de cambio implícito, este dejó de ser referencia porque ya no es un registro que tenga incidencia en la economía”.

Afirma que el problema es la escasez de dólares que hay en el país y una expansión monetaria generada, entre otras cosas, “por el financiamiento del Banco Central de Venezuela a Pdvsa”, indicó Casique.

“Si no hay un ajuste del tipo de cambio fijo, no hay devaluación. Cuando una persona tiene que ir al mercado no oficial porque en el Simadi sólo se negocian el 8% de las divisas, y compra un dólar a 4.000 bolívares, por supuesto que eso impulsa las estructuras de costo, y los costos de reposición del inventario, lo que repercute en los precios al consumidor. La población lo asume como una devaluación, pero técnicamente no lo es.