Cristiano es de oro puro

By PABLO A. GARCÍA ESCORIHUELA, EL NACIONAL
Los fanáticos del deporte son un grupo muy afortunado al vivir en estos tiempos. Tener la posibilidad de ver a un hombre capaz de dominar su disciplina de forma categórica, es algo que tiene un valor superlativo.

Ser testigos de la irrupción de personajes como Michael Jordan, Tiger Woods, Miguel Indurain, Miguel Cabrera, Roger Clemens, Pedro Martínez, es algo que rebosa la pupila, que le da un valor agregado al acto hedonista del aficionado, ese que consiste en sentarse dos horas o más a regodearse con la grandeza de sus ídolos deportivos.

Pero los del fútbol son aún más afortunados por estos días. El dominio ejercido por Lionel Messi y Cristiano Ronaldo los tiene debatiendo, desde hace diez años, cuál de los dos es mejor. En esa brega, el portugués ayer sacó ventaja, al menos en cuanto a la discusión por el año 2016.

El madeirense se alzó ayer con su cuarto premio Balón de Oro, esta vez otorgado por la revista France Football, al mejor futbolista de los últimos 365 días. Lo hizo sacando 745 puntos para el primer puesto, de acuerdo a lo que publicó el magazine francés, que hoy saca a la luz un especial con el ariete lusitano.

“Esto es mi trabajo, quiero ser siempre el mejor, y me sacrifico mucho”, dijo el portugués a la revista, en la entrega del galardón. “Siempre mi equipo y sus trofeos primero”, añadió el atacante, que viene de ser fundamental para Real Madrid en la consecución de su undécima Liga de Campeones, así como le tocó cargar con Portugal en la Eurocopa, dándole a su país el primer trofeo de mayores de su historia.

Dominio. Este es el cuarto galardón de este tipo que recibe Ronaldo en su carrera. A sus 31 años de edad, el portugués había logrado el título en 2008, 2013, 2014 y ahora en 2016. Entre 2008 y 2016, Ronaldo y Messi acaparan la lista de ganadores de la estatuilla con forma de pelota, con cinco reconocimientos para el argentino (2009, 2010, 2011, 2012 y 2015) y cuatro para el lusitano.

Ronaldo logra el galardón en un año especial para France Football, porque recupera el control exclusivo del premio después de compartirlo con FIFA desde 2010 hasta el año pasado. “Si el Real Madrid o Portugal no ganan, yo no gano, así que siempre el equipo primero”, agregó CR7 en su breve discurso de ganador, antes de chocar la mano de su pequeño hijo, Júnior, en una ceremonia grabada antes de que el ariete viajara a Japón para preparar con Real Madrid el partido del Mundial de Clubes del jueves, en el que se enfrentarán en Yokohama contra el América de México.

En la temporada pasada Ronaldo anotó 41 goles, 3 con Portugal en la Euro y 38 con el Madrid en la campaña; y en la votación quedó por encima de Messi, Antonie Griezman, Luis Suárez, Neymar y Gareth Bale.

Nada más al conocerse el premio, los fanáticos del fútbol comenzaron a polemizar. Las tertulias de barra se nutrirán con el cuarto balón dorado de Ronaldo, que sigue agigantando su leyenda a fuerza de títulos y logros. Es de oro puro. Lo saben en Madrid, en Lisboa, en Madeira, y en el mundo entero.