Cristina Fernández se queja de que sus escoltas no pueden viajar con armas

Fernández recordó que el Ministerio de Seguridad justificó esas medidas bajo el “argumento” de estar “cuidando la seguridad de una ex presidenta”

La ex presidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015) se quejó de que el Ministerio de Seguridad de su país no le permite portar armas a los escoltas que hoy la acompañarán en un viaje a Brasil.

En un mensaje publicado en la red social Facebook, Fernández dijo que el responsable de la custodia que tienen todos los ex presidentes argentinos le informó que “por negligencia del Ministerio de Seguridad” no pueden viajar con sus armas reglamentarias.

Fernández viaja hoy a Sao Paulo, invitada por la Fundación Perseu Abramo, del Partido de los Trabajadores (PT), para participar junto a la expresidenta brasileña Dilma Roussef en la conferencia “La lucha política en América Latina hoy”.

Fernández, que planea reunirse en Brasil con el también exmandatario de ese país Luiz Inácio Lula Da Silva, calificó la supuesta decisión del Ministerio de Seguridad argentino como “preocupante”.

La ex jefa de Estado se quejó de que esa misma cartera del Gobierno de Mauricio Macri organiza “operativos de cientos de efectivos, patrulleros, camiones hidrantes y perros” cuando ella debe acudir a los tribunales en Buenos Aires e “intentó colocar cámaras de filmación en las puertas del edificio” donde tiene un apartamento en la capital.

Fernández recordó que el Ministerio de Seguridad justificó esas medidas bajo el “argumento” de estar “cuidando la seguridad de una ex presidenta”.

“¿Cuál será entonces el argumento por el cual envía a San Pablo, Brasil, a la custodia sin armas?”, se preguntó la exmandataria.

Comentó que esa “misma negligencia” se cometió cuando viajó a Ecuador y que fue entonces el Gobierno de Rafael Correa el que le garantizó su seguridad.

“Será responsabilidad del Gobierno Nacional, cualquier daño o situación que pueda sufrir el personal de custodia o mi persona”, advirtió.