Disminuye número de aspirantes para ingresar a Polichacao

Siete nuevos funcionarios se graduaron ayer en la sede de la Policía Municipal de Chacao, con lo cual este organismo aumenta su vigilancia con 30 funcionarios encargados de patrullar las calles en un momento en que se ha incrementado el delito por ser un municipio de tránsito.

El alcalde Ramón Muchacho, quien encabezó el acto, destacó en su discurso la disminución del número de aspirantes a pertenecer a las policías municipales, debido a las dificultades que tienen para trabajar como guardianes de la ciudad en tiempos de crisis. “Es un acto de absoluta valentía vestir el uniforme de policía ante un gobierno nacional incapaz de ejecutar políticas coherentes en materia económica y de seguridad”, señaló.

Indicó que entre 2009 y 2014 entraban a la institución un promedio de 300 aspirantes y que cada promoción graduaba a 40 nuevos miembros. “Este año ingresaron 43: 23 de la primera promoción, y en esta última solo 7 fueron investidos con el uniforme de Polichacao”.

Muchacho hizo énfasis en la renuncia de 214 funcionarios de su jurisdicción, pues se van a embajadas y a empresas privadas por mejores salarios, además de la desmotivación que existe dentro de la institución. Por el bono de alimentación los policías cobran 18.000 bolívares. En Chacao apenas cobran el sueldo mínimo de mayo, puesto que la alcaldía no ha recibido los recursos para los aumentos presidenciales, según Muchacho. Agregó que “juega en contra”, que siendo Polichacao una de las mejor preparadas, sus funcionarios sean demandados por su currículo.

Explicó la dificultad económica que tiene para dotar a los policías y poner en circulación viejas patrullas que debieron descartar por no encontrar repuestos, e informó que no hay empresas que vendan vehículos policiales y que solo las obtienen a través de la dotación que hace el gobierno nacional.

Polichacao está intervenida desde el 29 de mayo, control que se prolongó el 24 de noviembre por órdenes del Ministerio de Interior, Justicia y Paz. Muchacho reconoció que existe comunicación fluida con la junta interventora, pero no ha recibido ninguna auditoría por escrito sobre las supuestas irregularidades detectadas en el ente. Por eso exigió al viceministro del Sistema Integrado de Policía, Edylberto José Molina Molina, los informes para corregir los errores que se hubiesen cometido.

En el acto se realizaron además nueve reconocimientos y un ascenso.