El paisaje abstracto que surge del hilo

Reymond Romero venía trabajando en tres proyectos pensados para destinos distintos. Pero luego los elementos se fueron juntando en su taller, los hilos nuevos y los retazos invadieron todos los espacios y el artista descubrió allí una propuesta. Las líneas y los puntos se convirtieron en algo más que estética.

Desde que comenzó a trabajar con textiles tuvo ciertos acercamientos a los desechos que iban quedando de los cuadros elaborados. Hace poco más de un lustro decidió hacer puntos, al principio pequeños, hasta que dio con los que formarían la instalación que se incluye en Acumulaciones compulsivas, la individual que inaugurará el domingo en la galería D’Museo, en el Centro de Arte Los Galpones. Permanecerá abierta al público hasta el 20 de noviembre.

“Los cuadros son el control, son muy racionales. Aunque esta vez traté de no ser tan rígido al elaborarlos, así las líneas no son todas del mismo grosor. Los colores tampoco los controlé demasiado. En cambio, los puntos son la libertad total”, afirma Romero.

Curada por María Luz Cárdenas, la exhibición está integrada por 23 piezas: la serie de cuadros Seriales, los módulos esféricos Puntos cromáticos y elementos denominados Hilachas. “El hilo se convierte en trama, la trama en textura, la textura en texto, el texto en paisaje, el paisaje se hace cuerpo, urdimbre de luces, capa de tejidos, franjas de puro color. Allí se conjugan las tradiciones y los ancestros de la imagen”, expresa Cárdenas.

En Acumulaciones compulsivas el elemento común es la abstracción, aunque el punto y la línea no estén concebidos de la misma manera ni el material haya sido puesto con la misma premisa: “Pero me siento chévere de que estén juntas. Es la primera vez que muestro elementos instalativos sin yo mismo prejuzgarme. Aquí intento liberarme un poco de la racionalidad del color”.

Acumulaciones compulsivas
D’Museo, Centro de Arte Los Galpones, Los Chorros
Inauguración: domingo, 11:00 am
Entrada libre