En medio de una discusión ultimaron a hombre en Petare

By SANDRA GUERRERO SGUERRERO@EL-NACIONAL.COM SCARLETT NESSISNESSI@EL-NACIONAL.COM
Hasta ayer nadie le había explicado a Crisálida Serrano lo ocurrido con el menor de sus cinco hijos, Jhonny Villarroel, de 27 años de edad, a quien ultimaron de 7 disparos el jueves a las 7:30 pm en el sector El Esfuerzo, cerca de la estación del Cabletrén, en el barrio 19 de Abril, en Petare.

Villarroel residía con una tía y una hermana. Trabajaba en una venta de comida en la redoma de Petare. Serrano se enteró de la muerte de su hijo ese mismo día a las 9:30 pm.

Informó de lo que le contaron: que su hijo estaba reunido con un grupo de amigos detrás de su casa y de repente surgió una discusión entre él y uno de los asistentes a la reunión que terminó de manera violenta cuando el hombre disparó siete veces.

Herido, el joven fue trasladado al hospital Ana Pérez de León 2, en Petare, donde falleció.

Serrano está preocupada porque desconoce los motivos de la discusión que originó el homicidio de su hijo. Quiere saber quién de los integrantes del grupo lo mató.

“Nadie me dice nada, nadie sabe nada de lo que pasó allí”, afirmó, porque quiere conocer detalles del caso y cuál fue el motivo de la discusión.

En la morgue de Bello Monte declaró: “Mi hijo se quedará muerto porque nadie hace nada por nadie. Lo que nos queda es encomendarnos a Dios”.

El Eje Este de contra Homicidios del Cicpc empezó las averiguaciones en torno a ese hecho y serán citados a declarar los integrantes del grupo con el que estaba la víctima para identificar al autor del homicidio.

En El Paraíso. Los familiares de Henry del Valle Levin, de 25 años de edad, hallaron muerto al joven en el hospital Pérez Carreño luego de buscarlo durante dos días. El martes a las 11:00 am salió con su hijastra de 17 años a comprar comida en la Redoma La India, de La Vega, parroquia El Paraíso. Luego de hacer una larga cola para adquirir alimentos, Levin ordenó a la muchacha que se regresara a casa mientras él se quedaba a comprar unos aliños. Esa fue la última vez que lo vieron con vida.

Pasaron las horas y la familia se preocupó por su ausencia. Al llegar la noche se dirigieron al Cicpc para  denunciar la desaparición, pero en ese cuerpo policial les informaron que había transcurrido poco tiempo para empezar la búsqueda y que debían ver primero en hospitales, indicó Nairet Levin, hermana de la víctima.

Con una copia de la cédula de Levin fueron a varios centros asistenciales hasta que el jueves lo encontraron muerto en el hospital Pérez Carreño. Un médico les dijo que el joven había sido trasladado desde la Redoma La India con un disparo en el pecho. Los parientes ignoran la hora en que llevaron el cadáver al centro asistencial.

La hermana de Levin presume que lo mataron para robarlo, pues su celular no aparece; sin embargo, cuando la víctima fue encontrada también se halló su billetera con sus documentos.