Estudiantes: Vamos a rescatar a la democracia

“Los jóvenes estamos llamados a alzar nuestra voz de protesta, aun cuando todas las demás voces callen. Nuestra condición de universitarios nos impide callarnos ante la mentira, ante la injusticia y ante la violación de nuestros derechos”, expresó ayer en una carta el presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela, Hasler Iglesias.

“Los jóvenes vamos a rescatar a la democracia”, señaló en ocasión de la conmemoración del Día del Estudiante Universitario y tal como lo hicieron hace 59 años los universitarios que vencieron a la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, pues se declararon en huelga general y lucharon para que se convocaran a unas elecciones justas,  así como la libertad de los presos políticos.

Iglesias indicó que en la actualidad las exigencias del movimiento estudiantil son similares a las de aquellos años y agregó que esta vez se suma la crisis humanitaria.

“Los estudiantes venezolanos reclamamos la liberación de nuestros compañeros que jamás debieron estar detenidos, reclamamos que con urgencia se permita la entrada al país de alimentos y medicinas, y reclamamos que sea restituido nuestro derecho al voto para revocar el mandato del presidente Nicolás Maduro, hoy constituido en dictador”.

Llamó al pueblo venezolano a mantenerse organizado y a liderar la lucha por la reconquista de la democracia sin esperar por la dirección de algún grupo de poder. “No cedamos a la tentación de delegar el futuro de nuestro país exclusivamente en algunos representantes. Cada uno de nosotros es protagonista y su palabra tiene un poder enorme para rescatar nuestros derechos. Sigamos demostrando la fuerza de la protesta pacífica y sigamos avanzando en la construcción de la Venezuela que soñamos”, añadió.

Invitación al diálogo. El presidente Maduro invitó a los estudiantes universitarios no afectos al gobierno a debatir temas sobre la educación gratuita y de calidad. Propuso abordar asuntos como “el abandono de la agenda golpista por sectores de la derecha estudiantil y la necesidad de realizar una agenda que acabe con el odio que hay en las universidades autónomas contra los estudiantes oficialistas”.