Fin del plazo para canjear billetes generó protestas en el país

  • WALTER OBREGÓN
  • CARLOS BRICEÑO CONTRERASCorresponsal
  • LORENA EVELYN ARRÁIZ
  • ESTRELLA VELANDIA

17 de diciembre de 2016 05:30 AM

EL UNIVERSAL

Caracas.- Múltiples protestas y disturbios se registraron en varios estados del país tras el vencimiento del plazo de 72 horas  para depositar y canjear los billetes de Bs. 100 en las entidades bancarias estatales y comerciales del país.

En cumplimiento con la orden del presidente de la República Nicolás Maduro Moros, este viernes las entidades financieras no admitieron a los ahorristas el billete de la más alta denominación, el cual circuló de manera legal hasta el pasado jueves.

Producto de la situación y aunado a la falta de efectivo en los bancos y cajeros automáticos, en Barinas, Monagas, Mérida, Lara, Trujillo y el Zulia, los ahorristas protestaron para exigir la prórroga del canje, ante la imposibilidad de acudir a las oficinas del Banco Central de Venezuela (BCV) de Caracas o Maracaibo que mantendrán el operativo hasta el próximo martes.

Ante esto, en algunas ciudades las fuerzas de seguridad del Estado actuaron contra los conatos de violencia.

Desde primeras horas de la mañana en Maturín trancaron la avenida Bolívar con Juncal. Los usuarios reclamaban a las autoridades gubernamentales otras alternativas para no perder la cantidad de dinero acumulada en billetes de Bs. 100.

Dicha situación dio pie a que una multitud robara en un establecimiento comercial en el centro de la ciudad. Debido al hecho el resto de comerciantes decidieron bajar sus santamarías, según información de nuestro equipo de corresponsales.

En el mercado de Los Bloques, una señora se dispuso a cancelar su cuenta en una carnicería con tales billetes, pero el vendedor no aceptó el pago de esa manera. Por tal motivo, la dama se puso a llorar y eso alborotó los ánimos de quienes presenciaban la escena, sin embargo la situación no pasó a mayores.

La frustración por haberse quedado con altas sumas de dinero en efectivo, sin valor monetario, también fue el detonador de disturbios en el casco central de Maracaibo, La Limpia y la Curva de Molina.

Los usuarios que desde tempranas horas de la mañana  hacían la cola en la sede local del BCV, fueron notificados por un oficial que debían ir a Caracas para el trámite, porque en Maracaibo el proceso comienza a partir del 19 de diciembre, razón por la cual, tras el anunció, se generó una “histeria colectiva” que se propagó en distintos puntos de la entidad.

Las personas se quejaron de la ausencia de las monedas y billetes que entrarían en circulación desde ayer, según la promesa del Presidente durante el anuncio de dicha medida.

Otros alegaban que no contaban con dinero en sus bolsillos para pagar el pasaje para ir a trabajar, tampoco para comprar la comida, así mismo reportaron fallas en los puntos de ventas.

El poco tiempo y el excesivo número de personas para el canje fue otra de las razones causantes de las protestas. En Barinas el uso de la fuerza policial dejó varios heridos, quienes manifestaban en la  carretera nacional Barinas-San Cristóbal.

Comerciantes locales señalaban que de no depositar los billetes o canjearlos por los nuevos, quebrarían porque eso significa inversión y ganancias.

También en Valera los ahorristas quemaron cauchos y trancaron la avenida Bolívar reclamando al Gobierno la circulación de los billetes que integra el nuevo cono monetario y la posibilidad de respaldar el dinero ahorrado en la moneda que dejó de circular.

Disminución del dólar paralelo

Como consecuencia de las medidas económicas del Ejecutivo, el valor del dólar no oficial disminuyó un 46%, así lo declaró el gobernador de Táchira, José Vielma Mora, quien explicó que dichas acciones del Gobierno buscan custodiar al pueblo de las “mafias criminales”.

82 personas fueron puestas a las ordenes del Ministerio Público (MP), mediante las acciones ejercidas por la Fuerza Armada Nacional,  según el balance presentado por el mandatario del estado fronterizo.

Reiteró que en frontera hay mafias controladas por los paramilitares. “Lo que ocurre en la zona fronteriza es una realidad tangible, ya que han secuestrado y escondido nuestro signo monetario”.