Gobierno estudia ajustar precios del café y azúcar

16 de noviembre de 2016 05:50 AM

EL UNIVERSAL

Caracas.- El vicepresidente ejecutivo de la República, Aristóbulo Istúriz, señaló que en el Consejo Nacional de Economía Productiva están en discusión los precios de todos los rubros.

El funcionario dijo en la reunión número 41, efectuada en el Palacio Blanco, que “las propuestas de precios están en discusión en todos los rubros”, según difundió la cuenta de Twitter @psuvaristobulo.

Más temprano, y en el programa Dando y Dando que se transmite por RNV, Istúriz precisó que el Gobierno estudia los costos del café y del azúcar “para establecer precios justos”. Y agregó que “el Gobierno seguirá impulsando la Agenda Económica Bolivariana para defender al pueblo de la llamada guerra económica”.

La última providencia de la Superintendencia de Precios Justos (Sundde), publicada en febrero de 2015, daba cuenta de un ajuste en el precio del azúcar, refinada, integral, con aspartame y refinada con miel, a 26,57 bolívares el kilo. Desde entonces se han producido aumentos sin oficializarse.

Mientras tanto el precio del café fue incrementado para productores, importadores y consumidores en mazo de 2016 y publicado por la Sundde. El kilo de café pasó de 46 a 649,21 bolívares (1.389%).

Por su parte, el ministro de Alimentación y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, comentó en el encuentro: “apostamos por un sistema de precios que proteja a todos los actores y evite la especulación”, según reportó @wcastroPSUV.

Propuesta inviable

Istúriz denunció que Empresas Polar propone medidas unilaterales orientadas a “monopolizar” los inventarios del maíz blanco. Apuntó que la empresa presentó una propuesta “inviable” al Gobierno para comprar la materia prima a Fedeagro, a un precio superior al establecido.

“Ellos”, argumentó, “ponen un precio por encima del que pone el Estado. Bueno, todo el mundo le va a comprar al que paga más para ellos monopolizar la materia prima”.

Confió que Empresas Polar aspira aumentar el precio del maíz a 243 bolívares por kilo y el de la harina precocida a 770. “Esto está fuera del marco normativo y vulnera el sistema de costos y precios justos”.