Gobierno utiliza las instituciones del Estado para violar derecho al voto

By SOFÍA NEDERR SNEDERR@ EL-NACIONAL.COM / AYATOLA NÚÑEZ ANUNEZ@EL-NACIONAL.COM
Empresarios, gremios, ONG, estudiantes y sindicatos tienen una misma exigencia: que el Consejo Nacional Electoral garantice la expresión de la voluntad popular mediante la realización de  las elecciones regionales y municipales este año. Advierten que el Ejecutivo se vale de las instituciones del Estado para violar el derecho al voto.

“El gobierno, que sabe que perderá cualquier consulta popular, utiliza a su apéndice electoral para evitarlo”, aseguró Héctor Moreno, secretario de la Asociación de Profesores de la UCV. Mostró preocupación porque en el país se evidencia la falta de independencia de los poderes públicos: “Al suprimir la autonomía de las instituciones, se pierde el contrapreso que estas puedas hacer para garantizar el orden constitucional. Lamentablemente se perdió la diferencia entre gobierno y Estado”.

Oscar Lucien, de la ONG Ciudadanía Activa, señaló que a partir de las limitaciones al referéndum en el país ha habido una secuencia de hechos para obstaculizar el derecho al voto.  “Desde que se suspendió el revocatorio la Constitución no está vigente en Venezuela. Han sido decisiones de naturaleza política. Las elecciones regionales fueron anunciadas en octubre pasado y hasta la fecha no se ha decidido nada. Se ha suprimido el derecho de elegir, hay una connivencia de las rectoras del CNE con el alto gobierno”, afirmó.

Agregó que la violación del derecho al voto no solo ocurre cuando no hay elecciones, puesto que el irrespeto de la voluntad popular expresada en el sufragio también es una burla al pueblo. “Estamos en la dictadura del siglo XXI, donde el poder constituido irrespeta la voluntad de los ciudadanos. Los poderes públicos actúan en contra de la soberanía popular”.

Estabilidad democrática. El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, dijo: “El hecho de que no haya elecciones nos preocupa y atenta contra la estabilidad democrática del país porque se violan los espacios naturales para que el pueblo manifieste su opinión. Creemos que esas plataformas no deben ser manipuladas”.

Pareciera que el CNE atiende a intereses partidistas, expresó y añadió que el organismo debería informar al país cuál es el motivo del diferimiento del llamado a los comicios. “Aunque el país técnicamente vive en democracia, hay unos conflictos políticos que no permiten el balance de los poderes públicos, tampoco un CNE que garantice el equilibrio y proteja la voluntad popular”.

La presidente del Colegio de Enfermeras del Distrito Capital, Ana Rosario Contreras, advirtió que la negación de los comicios y obstaculizar el proceso, como ha ocurrido desde el año pasado con la elección de gobernadores y legisladores estadales, es una manera peligrosa de mantenerse en el poder.

“La ley dice claramente que todos los cargos pueden ser cambiados una vez que finalice su mandato. En un estadio social de Derecho serio las instituciones son poderes constituidos que deberían elevar la voz del pueblo. Por eso, no podemos permitir que los actuales gobernantes continúen actuando al margen de la carta magna y a través de vías no democráticas”, puntualizó Contreras.

Derecho boicoteado. Daniel Ascanio, presidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad Simón Bolívar, afirmó que limitar los derechos demuestra el talante totalitario del Ejecutivo, que no acepta críticas: “Quienes eliminan las elecciones actúan como dictadores represivos”.

Sostuvo que la democracia no se refleja únicamente con elecciones, aunque estas son necesarias para que existan libertades. Puntualizó que más allá de cualquier proceso comicial, el gobierno debe demostrar que está al servicio de todos los ciudadanos y dispuesto a respetar su opinión.

El coordinador nacional de  C-cura, Orlando Chirino, destacó que para entender cómo se vulnera el derecho al voto en el país hay que tener claro que hay una intromisión del gobierno en la Sala Electoral del Tribunal Supremo y en el Consejo Nacional Electoral. “Hablar del CNE es hablar de Nicolás Maduro y de las instituciones que componen el régimen. No solo no llaman a elecciones de gobernadores y alcaldes, tampoco lo hacen con los comicios de los sindicatos como ha ocurrido con el petrolero, en las empresas del cemento, en Sidor y en tantos otros casos”.

Al sindicalista le parece muy grave que un gobierno como el de Maduro, con 90% de rechazo, se niegue a oír la voz del pueblo. “La única forma de imponerse al gobierno es que los ciudadanos se expresen”, insistió. Recordó que la gente sufre porque no hay alimentos ni medicinas.

Estudiantes, gremios y ONG consideran fundamental mantener la presión de calle para lograr que haya elecciones. Sin embargo, Oscar Lucien señaló que las acciones deben organizarse bien para que cumplan con su propósito.

“Solo con presión puede cumplirse el derecho al voto. La calle es la única arma, pero esto se ha convertido en un cliché hasta que no se realice de manera efectiva. El artículo 333 de la Constitución establece que los ciudadanos tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su vigencia”, recordó Lucien.


EL DATO

A los gobernadores y legisladores estadales se les venció el período de cuatro años en diciembre pasado, el CNE aún no ha llamado a las elecciones regionales.  Las de 2012 fueron convocadas con nueve meses de antelación. Anunciaron las elecciones el 20 de septiembre de 2011, se convocaron el 29 de marzo de 2012 y  se realizaron el 16 de diciembre de 2012.