Gobierno y MUD realizan plenaria en medio de controversias

  • ALICIA DE LA ROSA

06 de diciembre de 2016 05:30 AM

EL UNIVERSAL

Caracas.– En medio de las controversias que se han generado en los últimos días, representantes del Gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) realizan hoy la tercera plenaria de la Mesa de Diálogo Nacional para  avanzar en la resolución de la crisis económica, política y social que se vive en el país.

Luego de la reunión que se realizó el pasado 11 de noviembre, las diferencias entre ambas partes se han profundizado. Este lunes el Vaticano envió al presidente Nicolás Maduro Moros, “una carta confidencial”, solicitando el cumplimiento de los acuerdos, según asevera la oposición.

El secretario Ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús “Chúo” Torrealba, dijo que la comunicación emitida por el Vaticano “desmiente la postura del Gobierno”, quien asegura que en las tres reuniones que se han realizado desde el 30 de octubre, no se ha planteado la libertad de los presos políticos y la salida electoral.  

“Ya no es la oposición quien lo dice, es el más calificado de los facilitadores del diálogo quien envió una comunicación que desmiente, de manera absolutamente clara y terminante esas alegaciones oficiales”.

Torrealba “fue enfático” al asegurar que  la comunicación de la Iglesia “revela  la ineptitud y la condición falaz y mentirosa del Gobierno”.

“Mire, señor Nicolás Maduro, la única persona que está haciendo todo lo que está a su alcance para implosionar la mesa es usted y lo está haciendo de dos maneras: primero, a nivel de los hechos. No está cumpliendo nada de lo que se ha acordado en la Mesa de Diálogo Nacional. Y luego, a nivel del discurso. Su discurso es agresivo, su discurso es procaz, su discurso viola a cada momento precisamente los acuerdos de la mesa sobre el no uso de una retórica inflamada”, dijo Torrealba, quien se abstuvo “por ahora” de ofrecer detalles.

Acuerdos incumplidos

Varios de los acuerdos que el Gobierno consideró importantes para la paz y la justicia era lograr que la oposición suspendiera cualquier movilización al Palacio de Miraflores y superar el desacato de la Asamblea Nacional dictada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) con la desincorporación de los diputados de Amazonas.

La coalición opositora cumplió com ambos, pero no fue suficiente para el Gobierno, pues  exigían que los opositores dejaran sus curules “en un acto público” y no con la lectura de una carta de renuncia.

La suspensión de las mesas técnicas el pasado 22 de noviembre, luego que en el Parlamento se debatiera el caso Campos Flores, generó que los mediadores del Diálogo se activaran y realizaran reuniones con ambas partes para evitar el levantamiento de la mesa.

José Luis Rodríguez Zapatero se reunió con Maduro, quien desmintió tal suspensión y aseguró que su Gobierno “no paralizará la negociación”. “No se van a levantar, no lo vamos a permitir”, declaró.

Bajo estas condiciones se reúne hoy la Mesa, donde la Iglesia espera que tanto el Gobierno y la oposición cumplan  con la declaración conjunta de “Convivir en Paz”.

“Convencidos y comprometidos con la paz del pueblo y para el pueblo, con su bienestar social, material y moral, con la democracia, expresamos nuestro firme compromiso con una convivencia pacífica”.