Israel rinde último homenaje a Shimon Peres

EL UNIVERSAL

AFP

30 de septiembre de 2016 05:45 AM

Jerusalén.- El pueblo israelí se despidió el jueves de Shimon Peres antes de la llegada de numerosos dirigentes extranjeros a Jerusalén para el entierro de esta gran figura histórica el día de hoy.

El expresidente estadounidense Bill Clinton se inclinó el jueves ante el féretro de Peres en la explanada de la Knesset (Parlamento) en Jerusalén, uniéndose a los miles de israelíes que rendían un último homenaje al premio Nobel de la Paz fallecido el miércoles a los 93 años, informó AFP.

Clinton participa este viernes junto a decenas de líderes mundiales, incluido el presidente palestino Mahmoud Abbas y el mandatario estadounidense Barack Obama, en el funeral de Peres, quien será enterrado con todos los honores en el Monte Herzl de Jerusalén.

Los principales dirigentes israelíes, el presidente Reuven Rivlin, el primer ministro Benjamin Netanyahu, el presidente del Parlamento, Yuli Edelstein, y el líder opositor Isaac Herzog, iniciaron el homenaje popular en una ceremonia sin discursos, durante la cual depositaron coronas de flores en torno al ataúd.

Abbas asiste este viernes en Jerusalén al funeral, anunciaron altos responsables palestinos. Hacía varios años que Abbas no efectuaba una visita oficial a Jerusalén.

El presidente estadounidense Barack Obama partió el jueves en la tarde hacia Jerusalén para asistir al funeral.

El avión presidencial Air Force One, en el que también iba el secretario de Estado, John F. Kerry, despegó de la base militar Andrews, en Maryland, cerca de Washington.

Obama, cuya única visita a Israel como presidente se remonta a 2013, acudirá el viernes en la mañana al Cementerio Nacional de Monte Herzl, donde Shimon Peres será sepultado hoy. 

Entre otros asistentes al funeral figuran los presidentes de Francia, Alemania, el rey de España Felipe VI y el príncipe Carlos de Inglaterra, heredero al trono británico.

El Gobierno desplegó 8.000 policías en Jerusalén. “Es un operativo de una amplitud sin precedentes”, declaró el jefe da la policía Roni Alsheij, al referirse a la movilización policial.

En medio de un impresionante dispositivo de seguridad, miles de israelíes de todas las edades y orígenes sociales desfilaron durante todo el día frente al féretro de Peres, que estaba cubierto con la bandera azul y blanca con la estrella de David de Israel. 

El Gobierno desplegó 8.000 policías en Jerusalén. “Es un operativo de una amplitud sin precedentes”, declaró el jefe da la policía Roni Alsheij, al referirse a la movilización policial. 

Israel no vivía un acontecimiento así desde los funerales en 1995 de Yitzhak Rabin, el primer ministro asesinado por un extremista judío y que había recibido junto a Peres y el líder palestino Yaser Arafat el premio Nobel de la Paz en 1994 por los acuerdos de paz de Oslo.

Todas las carreteras que llevan a la Knesset fueron cerradas y las banderas ondeaban a media asta en todo el país.

El Monte Herzl, donde será enterrado Peres, y una gran parte de Jerusalén quedan hoy aislados del mundo.

Las exequias coinciden con el comienzo de las vacaciones de las grandes fiestas judías y las autoridades israelíes temen un rebrote de violencia palestina. 

Peres falleció el miércoles en el hospital donde estaba ingresado por un derrame cerebral sufrido el día 13 de Septiembre, fecha de aniversario de los acuerdos de paz de Oslo. Nunca recobró el conocimiento.

Era el último sobreviviente de la generación de los padres fundadores del Estado de Israel.

El mundo le rinde homenaje 

Tras conocerse la noticia de su muerte, de todo el mundo afluyeron homenajes elogiando la visión, valentía y tenacidad de un hombre al que muchos líderes mundiales llamaban “amigo”.

El papa Francisco expresó su “profunda tristeza” y espera que su “herencia” sea respetada, en momentos en que parece cada vez más lejana la posibilidad de una solución negociada del conflicto israelo-palestino. 

Obama ordenó que las banderas estadounidenses de la Casa Blanca y de todos los edificios oficiales y militares en el país y el exterior, estén a media asta hasta la noche del viernes. 

Protagonista de las grandes batallas de la corta historia de Israel y de los ásperos enfrentamientos políticos, Peres se había convertido en una personalidad de consenso, considerado como un sabio de la nación.