La Asesinan Por Resistirse Al Robo

En la llamada, el denunciante informó que la mujer había recibido un impacto de bala de escopeta. Los residentes de la zona y trabajadores de la estación de servicio se sintieron alarmados por la situación violenta y solicitaron apoyo. Temían que el hombre apareciera nuevamente en la zona

El asesinato de Isabel Cristina Nieves, de 33 años, en las cercanías de la estación del servicio Palma Zuliana, alarmó a los residentes del sector rural Cordobés en la mañana de ayer. Presuntamente la mujer, quien se desempeñaba como cocinera en un establecimiento de la zona, se resistió al robo.

La novedad se conoció cerca de las 8.00 de la mañana después de que una comisión de funcionarios motorizados de Polilagunillas en labores de patrullaje recibiera la llamada por parte de una persona, denunciando que un hombre había atentado contra la vida de una mujer en la estación de servicio Cordobés, ubicada en la carretera Lara-Zulia, parroquia El Danto.

En la llamada, el denunciante informó que la mujer había recibido un impacto de bala de escopeta. Los residentes de la zona y trabajadores de la estación de servicio se sintieron alarmados por la situación violenta y solicitaron apoyo. Temían que el hombre apareciera nuevamente en la zona.

Al llegar al lugar, el cuerpo de Nieves no estaba en el lugar, solo un grupo de personas que había presenciado el hecho y describió lo acontecido a los uniformados. Al parecer, el hecho obedeció a una disputa entre el hombre y la víctima y este arremetió en su contra disparándole directo al corazón.

Otra versión que que manejaron los oficiales es que se tratara de un crimen pasional y que una posible expareja sería sospechoso, pero esta versión no fue confirmada por los detectives de la Policía científica.

La mujer fue auxiliada por familiares, entre ellos presumen que su padre era una de las personas, quien la trasladó hasta una clínica de los campos petroleros de la parroquia Venezuela, el lugar más cercano en búsqueda de salvarle la vida.

Los efectivos de la Policía local se trasladaron hasta la emergencia de la Clínica Sur de PDVSA, donde constataron el hecho. Efectivamente en el lugar se encontraba su padre, Martín Nieves, quien manifestó que su hija estaba muerta.

Al parecer, falleció en el camino. Los galenos certificaron que la mujer llegó sin signos vitales. La herida de la escopeta a la altura del seno izquierdo fue mortal.

La Verdad