La nave salió a flote y alcanzó un puesto de clasificación

By RAYNER RICO, EL NACIONAL
Las aguas parecen haberse calmado para los Navegantes del Magallanes que, tras el cambio de timonel, han tenido una notable mejoría y esto se ha evidenciado en los resultados positivos como el que obtuvieron ayer frente a Tiburones de La Guaira 4-1 en el Universitario.

Lo que había sido su principal debilidad terminó siendo su gran fortaleza: su staff de lanzadores.

El dominicano Stolmy Pimentel volvió a destacar sobre el montículo. A pesar de que presentó inconvenientes en varios pasajes de su faena, siempre consiguió el pitcheo necesario para enderezar el rumbo y ser el ganador del partido tras lanzar seis innings de una sola carrera.

Sus compañeros relevistas reforzaron su labor con tres episodios inmaculados y Mario Lisson le brindó un espaldarazo con su séptimo cuadrangular de la zafra, impulsor de dos carreras.

Edgmer Escalona tuvo su segunda salida tras su regreso al diamante luego de una lesión, pero no corrió con suerte al admitir trío de anotaciones y ser el derrotado.

Magallanes aprovechó el descalabro de Tigres de Aragua frente a Águilas del Zulia para encimarse en el sexto lugar de la tabla que los coloca dentro de la clasificación.

Los Tigres sucumbieron por segunda noche ante los rapaces, en esta ocasión fueron dejados en el terreno con pizarra de 3-2. Las Águilas habían sido maniatadas por el pitcheo aragüeño hasta el noveno episodio, antes de emboscar a Alejandro Chacín para fabricarle tres rayitas y barrer la serie de dos en el nido.

Bravos de Margarita logró una remontada de lujo, después de estar abajo 6-0 en el quinto episodio, para batir 7 por 6 a Caribes de Anzoátegui.