La OPEP reducirá producción de petróleo a 32,5 millones de barriles

Los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo acordaron en una reunión, celebrada en Argelia, congelar la producción de crudo por primera vez desde 2008, con el objetivo de reducirla a 32,5 millones de barriles diarios para 2017, luego de que Arabia Saudita suavizó su posición. Esta cantidad supone rebajar en 740.000 barriles diarios la producción actual  de los países de la OPEP, que es de 33,24 millones de barriles por día.

“Hemos llegado a un buen acuerdo y se ha hecho con base en una propuesta que Venezuela presentó este verano”, declaró el presidente de Pdvsa y ministro de Petróleo, Eulogio del Pino.

El ministro de Energía de Irán, Bijan Zanganeh,  añadió: “La OPEP ha llegado a una decisión excepcional. Tras dos años y medio se ha logrado un consenso para gestionar el mercado”, divulgó la agencia Reuters en su portal de Internet.

Emmanuel Ibe Kachikwu, secretario de Estado de Petróleo de Nigeria, declaró que “tenían un acuerdo para recortar la producción a 32,5 millones y 33 millones de barriles por día”.

El ministro de Energía de Qatar, Mohammad Bin Saleh al Sada, dijo que “la reunión fue muy larga, pero histórica”. Agregó que todo se desarrolló “en una atmósfera muy positiva que refleja la fuerte coherencia en la OPEP”. Su homologó de Argelia, Noureddine Boutarfaa, destacó que esta resolución inesperada de recortar la producción fue “unánime y sin reservas”.

La decisión fue tomada luego de tres horas y media, reseñó The Wall Street Journal, y deberá ser refrendada en Viena en una reunión formal de la organización el 30 de noviembre. Los productores tendrán que acordar los niveles de bombeo de cada país. Se podría extender una invitación a naciones que no pertenecen al grupo, como Rusia, para que se unan a los recortes.

Ya se había perdido la esperanza de que la OPEP, grupo de 14 países que controla un tercio de la producción mundial, pactara alguna forma de detener los precios que llevan dos años en caída. “Tal vez esta no sea más que una primera etapa antes de la reunión de noviembre, pero el mercado ya la considera una buena noticia”, dijo Mike Dragostis de TD Securities.

Al difundirse la noticia, el precio del petróleo de Texas (WTI) se disparó 5,32% y cerró en 47,05 dólares el barril, por encima de los 44,47 dólares de la jornada anterior. El Brent para entrega en noviembre terminó en el mercado de futuros de Londres en 48,69 dólares, 5,91% más que la sesión pasada, en la que se cotizó en 45,97. El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, finalizó en el International Exchange Futures con un ascenso de 2,72 dólares frente a la última negociación, cuando acabó en 45,97 dólares.