Liderazgo de peloteros experimentados ha ayudado a Leones

Leones del Caracas tocó fondo entre el 11 y el 16 de noviembre. El lapso señala el período más crítico para el equipo en la temporada, pues cayó en cinco juegos consecutivos y su pitcheo fue severamente castigado. La empinada crisis tuvo su cuna días antes, luego de que Jorge Córdova fuera cesanteado como coach de pitcheo. Como es lógico, la colección de derrotas hundió a la manada en el foso de la clasificación.

En las últimas dos semanas, las incorporaciones de peloteros experimentados han ocupado a los cuidadores del clubhouse que tuvieron que organizar los lockers de Ramón Cabrera, Jhoulys Chacín, Álex González y Juan Carlos Gutiérrez. Casualmente. La llegada de los peloteros ha coincidido con una leve recuperación capitalina. ¿Eso es una mera coincidencia o ellos tienen mucho que ver en el récord de 4-3 en los últimos siete juegos?

Habla el manager. “Siempre lo he dicho, en la liga venezolana debes contar con un importante material criollo para ganar un campeonato. Estamos claros que la presencia González y Gutiérrez ha ayudado mucho”, dijo el manager Alfredo Pedrique, antes que se suspendiera el compromiso contra Magallanes, el jueves. “Además están Ramón, Chacín y Gregorio Petit; todos ellos ayudaron a la situación del equipo. Tenemos jugadores de experiencia como Jesús Guzmán o José Ascanio, pero la incorporación de estos peloteros no está ayudando a combatir la mala arrancada”.

Las palabras de Pedrique pueden argumentar la sincronía de victorias del equipo con la participación de González en los juegos. El infielder de 39 años de edad actuó en los cuatro careos de la octava semana, en la que los avileños tuvieron un registro positivo de 3-1. También ha lucido bien Gutiérrez, quien en 3.0 del mismo septenario no permitió carreras y se apuntó un salvado.

“Aquí no hay caballos, pero siempre es bueno el aporte de la experiencia”, comentó Cabrera, luego de trabajar su swing con el coach Andrés Espinoza. “Ya los muchachos venían haciendo un gran trabajo a pesar de que no estábamos en la mejor posición, todavía no lo estamos, pero hemos mejorado. Seguiremos haciéndolo. Cada uno de nosotros hace lo mejor para conseguir la clasificación”.

Cambio de ánimo. Si bien es inmedible el cambio de ánimo en los peloteros caraquistas, sí es cuantificable la evolución de algunos aspectos del juego. Desde el 15 de noviembre, los paleadores ligan .325 de promedio cuando hay hombres en posición anotadora, mientras que los relevistas tienen una efectividad de 3.56, mucho mejor que el 5.53 que exhiben en la temporada. Todos los guarismos sin tomar en cuenta el juego de anoche.

“Nos hemos ajustado mental y mecánicamente”, explicó Pedrique. “Los muchachos entendieron que no es necesario pegar un jonrón para traer las carreras y eligen mejor los pitcheos”.

Cabrera, por ser un receptor, ha visto desde las vigas de su careta cómo han evolucionado algunos de los brazos más importantes de los Leones. “Desde que llegué he visto un gran cambio”, expresó. “He visto lanzar mejor a Franklin Morales, Víctor Gárate y ya Gutiérrez está con nosotros, creo que eso es algo importante. Los abridores están haciendo el trabajo y hemos tratado de mantener los juegos chiquitos par que la ofensiva los voltee”.

Cabrera, grandeliga de los Rojos de Cincinnati y que con el pasar del tiempo se ha transformado en un pelotero referente en el equipo, apenas ha tomado 17 turnos y conectado 3 hits. Son números que espera elevar conforme vea más tiempo de juego.

“Me siento bien físicamente. Creo que ofensivamente debo seguir viendo turnos para agarrar el ritmo”, soltó. “No estoy al cien por ciento porque tengo mucho sin jugar, pero no es excusa. Estoy trabajando en ello”.