Maduro: Poder Judicial demostró fortaleza ante poderes fácticos

By SOFÍA NEDERR
El presidente Nicolás Maduro aseguró que el Tribunal Supremo de Justicia es el más independiente de la historia republicana de Venezuela. “Ninguno de los que presiden hoy los poderes públicos ha recibido una llamada de Maduro para decirle: ‘ haga esto”, indicó ayer en el acto de apertura del año judicial.

El jefe del Estado dijo a los magistrados del máximo tribunal que cuenten con él. Exhortó a que no les tiemble el pulso para defender la Constitución. “El 2016 demostró ampliamente la fortaleza jurídica, ética, firmeza, la capacidad de respuesta y la calidad indestructible del Poder Judicial para plantarse ante poderes fácticos nacionales e internacionales, y hacer valer la justicia, la ley y la constitucionalidad”, expresó.

Maduro dijo que el desacato de la Asamblea Nacional es un constante atentado contra la paz y el Estado de Derecho. Anunció la creación de la Gran Misión Justicia Socialista, que funcionará mediante una alianza entre el Ejecutivo y los Poderes Judicial y Ciudadano.

El mandatario agregó que ha girado instrucciones al alcalde Jorge Rodríguez para insistir en los esfuerzos por reanudar el proceso de diálogo: “Más temprano que tarde, los diálogos de paz darán buenos resultados”.

La presidente del TSJ, magistrada Gladys Gutiérrez, afirmó que el organismo veló por los intereses de la República. “Asumimos la tarea de proteger la integridad constitucional ante aquellos factores que pretendieron impedir la correcta aplicación de la carta magna. La Sala Constitucional emitió numerosas sentencias de Estado para lograr dar solución a las situaciones suscitadas en el Poder Legislativo, que atentaban contra el orden constitucional y democrático”, argumentó.

Gutiérrez anunció que luego de una década el TSJ reactivó el sistema de titularidad de jueces. Malaquías Gil, vicepresidente de la Sala Electoral, considera injustificadas las campañas de desprestigio contra las jueces por las sentencias emitidas: “El TSJ realizó los actos que debían realizar conforme a la ley”.

Protesta. Un grupo de activistas de los derechos humanos y familiares de los presos políticos exigieron ayer su liberación en las afueras del máximo tribunal. Oriette Schdendorf, hija de Antonio Ledezma, dijo que no hay ningún delito que pueda ser imputado al alcalde metropolitano.

“Reiteramos nuestro rechazo a una Sala Constitucional que irrespeta y burla la decisión de la mayoría de los venezolanos que eligieron a la Asamblea Nacional. Aplican sentencias por encima de nuestra carta magna y la interpretan de manera torcida al servicio del régimen de Maduro”, aseguró.