Maratón de Nueva York tendrá pocos venezolanos

54.000 personas provenientes de 132 países estarán hoy apostadas en el puente Verrazano para esperar la salida del maratón de Nueva York, la competencia que reúne la mayor cantidad de participantes.

Entre ellos, habrá un puñado de venezolanos que desafiaron la crisis económica para vivir el sueño de correr por las calles de la Gran Manzana.

El grupo cada vez es más reducido. Sin cifras oficiales de inscritos por nacionalidad, se especula que este año habrá alrededor de 20 venezolanos en la prueba estadounidense, muy lejos de los 400 que tomaron la salida en la edición 2009. En 2011 corrieron 300 y en la edición 2015 fueron 32.

“Este año de mi grupo de corredores solo estarán dos en el maratón de Nueva York”, explicó Mikhail Rodríguez, coordinador del Team Endurance.

“El mes pasado compitieron 22 en Chicago. Antes tenía grupos de 15 o 20 corredores en Nueva York, en 2014 tuve 20”.

En el maratón de Chicago, que se disputó el 9 de octubre, 195 corredores de Venezuela cruzaron la meta.

“Creo que prefieren opciones más económicas. El de Nueva York es el maratón más caro, la inscripción es el doble de cualquier otro y está por el orden de los 400 dólares. Además, la estadía es más costosa”, apuntó Rodríguez.

Correr de Staten Islan al Central Park no es fácil. No solo por la ruta o por el clima, sino también por los costos. Además, no todos los aspirantes a participar logran hacerlo.

Solo 10% de los que se postulan reciben la oportunidad. La opción más segura para tener el dorsal es pagar un paquete que incluye pasaje, hospedaje e inscripción y que ronda los 2.000 dólares, difícil desafío en medio de la crisis económica y el control cambiario.

“Creo que es gente que compró dólares hace tiempo y los guardan para ocasiones como estas, que utiliza sus ahorros para estos eventos”, dice Rodríguez. “Hay de todo, ves a empresarios, gente que tiene su propio negocio y también a algunos que dependen de un sueldo de 15 y último”.

Aunque se ha limitado la participación de los atletas venezolanos en los grandes maratones internacionales, queda un número importante de personas que se aventuran.

“En el grupo hay más de 150 personas, este año corrieron 6 en Berlín, 22 en Chicago, uno en Toronto y uno en Ámsterdam. Dos irán a Valencia y cuatro a Tokio”, enumera.

“En 2014 tuve a 80 corredores en maratones internacionales, este año serán unos 30. A pesar de la situación del país, algunos de los que corrieron en Chicago ya están pensando en ir a eventos de 2017. El maratonista siempre hace el esfuerzo por vivir esas experiencias”, finalizó el coordinador.

Biwott y Keitany, por más

Los keniatas campeones de 2015 regresaron a Nueva York en busca de la reedición de sus coronas. Stanley Biwott, de 30 años de edad, viene de ser segundo en Londres aunque decepcionó en los Juegos Olímpicos de Río, donde se retiró a mitad de competencia por problemas estomacales. Sus principales rivales serán el etíope Desisa Lelisa y el eritreo Ghirmay Ghebreslassie. En femenino, María Keitany persigue el sueño de un tercer título luego de los ganados en 2014 y 2015. Estará acechada por las etíopes Aselefech Mergia, quinta en el maratón de Londres este año, y Buzunesh Deba, dos veces subcampeona en Nueva York.