Más de 1.500 centros hípicos en riesgo de quedar en quiebra

El conflicto hípico que originó la suspensión de las actividades en los principales hipódromos nacionales desde hace más de 20 días, amenaza con llevar a la quiebra a más de 1.500 centros hípicos que funcionan en todo el país.

De acuerdo con la información suministrada por Maylín Goncalves, presidenta de la Asociación de Centros Hípicos, la situación es preocupante debido a los altos gastos de personal, locales y los impuestos que les cancelan al Instituto Nacional de Hipódromos y a la Superintendencia Nacional de Actividades Hípicas.
“Muchos establecimientos están a punto de cerrar sus puertas y la mayoría tomó la decisión de suspender o liquidar al personal hasta que se resuelva el conflicto y se reanuden las carreras”, afirmó la dirigente que representa a más de 1.500 vendepagas.

Goncalves enfatizó que las jugadas con carreras extranjeras no dan la base para costear los gastos que genera un centro hípico.

“También tenemos una desleal competencia por parte de las tascas hípicas que se roban la señal para transmitir las carreras internacionales y nacionales y nada le cancelan al Instituto Nacional de Hipódromos”, afirmó Goncalves.

Quejas. En un recorrido realizado por varios locales que funcionan como Sports Book, con la venta de apuestas para carreras nacionales y extranjeras, los propietarios coincidieron en afirmar que sin la actividad en La Rinconada y Valencia, no se podrán sustentar por más tiempo y se verán en la necesidad de cerrar sus puertas.

“Los centros hípicos están clasificados en tres categorías. Los considerados como categoría C, cancelan 45.000 bolívares semanales por concepto de subasta hípica, 22.400 por la señal, 26.550 por jugada paralela y 50.000 bolívares por vender en las carreras americanas. Hay que agregarles los gastos de personal, alquileres y otros impuestos”, aseguró un concesionario de una vendepaga que prefirió mantenerse en el anonimato.

Los concesionarios de los centros hípicos coincidieron en que los propietarios de caballos deben cumplir con las obligaciones laborales de los trabajadores.

TE PUEDE INTERESAR