Mediadores inconformes con actitud del gobierno

Cuando se instaló la mesa de diálogo la oposición tomó tres medidas impopulares pero requeridas por los mediadores para coadyuvar a destrabar el conflicto: suspendió la marcha a Miraflores, pospuso el debate sobre la responsabilidad política del presidente Maduro y desincorporó a los diputados de Amazonas por segunda vez.

La MUD dio un cuarto paso hacia atrás y, pese a tener listo el informe del Comité de Postulaciones Electorales hace más de 10 días, aprobó una prórroga en la Asamblea Nacional para su presentación, con el fin de dar tiempo extra al Poder Ciudadano para postular.

A cambio de ello, el gobierno debía resolver “en tiempo perentorio” el caso Amazonas, declarar el cese del desacato de la AN y sumarse a la designación de los rectores del CNE con la lista de postulados del Poder Ciudadano y la bancada del PSUV daría su voto, pues la oposición no contaría con los 112 diputados para aprobar la designación en la AN. Nada de eso se ha cumplido.

El jefe de fracción del PSUV, Héctor Rodríguez, solicitó al TSJ que declare la omisión constitucional del Parlamento y designe de forma unilateral a los sustitutos de Tania D'Amelio y Socorro Hernández, cuyo período vence mañana.

“La actitud del gobierno ha generado desazón en tres de los cuatro mediadores, que se preguntan qué sentido tiene seguir adelante si su papel es ser garantes de acuerdos y una de las partes no está cumpliendo esos acuerdos”, revelaron fuentes de la oposición.

El secretario ejecutivo de la alianza, Jesús Torrealba, tildó ayer de fraude constitucional la nueva acción judicial. Aseguró que la designación de los rectores ha sido boicoteada por el gobierno, su partido y las instituciones que lo respaldan.

“Primero, cuando tras la victoria del 6-D intentaron rebanar la mayoría calificada dejando sin diputados a Amazonas. Luego, cuando el TSJ deja el caso Amazonas en el limbo por más de 10 meses. Tercero, cuando el Poder Ciudadano se abstiene de postular sus candidatos a rector. Y por último, cuando incumplen el compromiso adoptado ante la mesa de diálogo para designar a esos rectores por un acuerdo político en la AN”, enumeró.

Ratificó que si de aquí al 6-D el gobierno no acata los acuerdos, la MUD podría no asistir a la reunión, limitar su participación a un delegado o reunirse únicamente con los mediadores y no con el gobierno.