Médico del Magallanes de Catia será presentado en tribunales

Hoy se cumplieron 48 horas de la detención de Gonzalo Müller, jefe de Obstetricia del hospital Magallanes de Catia, y de José Luis Spitia, dirigente sindical del centro de salud, ambos aprehendidos por el Sebin luego de recibir una caja con materiales médicos donados por Lilian Tintori, esposa del dirigente político Leopoldo López.

Hasta el momento se desconoce una versión oficial del paradero de ambos y las razones de la detención, pero se presume que serán acusados de recibir medicamentos vencidos, y en el caso del ginecólogo de usurpación del cargo de director por atender a Tintori al momento de entregar la donación, indicó María Auxiliadora Villarroel, presidente de la Sociedad Médica del Hospital de Catia.Familiares y colegas del médico asistieron al TSJ para conocer el estatus legal de Müller, luego de una asamblea interrumpida por alrededor de 50 personas identificadas como el colectivo “Boina roja”. En la reunión se discutían las acciones que tomarán, informó Carlos Lobo, internista del hospital.

Lobo expresó que de no conocerse las condiciones en las que Müller y Spitia están detenidos y la causa que se les sigue convocarán a un paro de todos los servicios del hospital, para lo que esperan el apoyo del gremio de Caracas. Denunció que el procedimiento fue hecho de forma irregular.

También manifestó preocupación por el estado de salud de José Luis Spitia, quien fue agredido por colectivos en la detención. “A José Luis le dieron golpes y lo entregaron al Sebin. Se lo llevaron esposado. No sabemos su paradero”.Sociedades médicas de los hospitales Vargas, Magallanes de Catia, Algodonal y la Maternidad Concepción Palacios rechazaron en un comunicado la detención del ginecólogo por considerarla arbitraria y exigen su liberación.

Moraima Hernández, presidenta de la Sociedad Médica de la Maternidad Concepción Palacios, desestimó la acusación debido a que ante la situación de carencia de insumos médicos en hospitales públicos y la falta de dotación del Ministerio de Salud, en los centros asistenciales se recibe materiales de particulares y ONG, pero en ningún caso medicinas.Internistas y residentes del centro asistencial suspendieron el jueves las consultas e intervenciones electivas, y el sindicato de trabajadores y obreros planteó un paro en protesta.