Miley Cyrus se descarga en contra de Disney

Hannah Montana fue el programa que impulsó la carrera actoral y musical de Miley Cyrus. Por eso la cantante de 23 años de edad siempre había manifestado en público su gratitud hacia Disney. Pero en una entrevista reciente reveló algunos hechos de los que nunca había hablado y que cuestionan el modo en que la compañía trata a sus estrellas infantiles.

En conversación con la revista Elle, la intérprete de “Wrecking Ball” dijo que no contó con las mejores condiciones laborales cuando comenzó a trabajar en el programa. “En algún momento debo haber sido la actriz que menos ganaba dentro del elenco porque no conocía el negocio. Yo simplemente pensaba: ¡Sí, estoy en Disney, quiero hacerlo!”, afirmó Cyrus, que en ese entonces tenía 12 años de edad.

La hija de Billy Ray Cyrus indicó que esa situación se presentó porque no tuvo un equipo de especialistas que la asesorara ante el gigante del entretenimiento.

Asimismo, añadió que tampoco negoció que Hannah Montana utilizara su verdadero nombre dentro del show. Pero al transcurrir el tiempo su familia entendió que debía ser representada por expertos: “En el programa yo me llamaba Miley, pero yo no era la dueña de mi nombre. Nosotros nunca pensamos en eso y les dijimos que sí, que podían usar mi nombre. Después mi mamá se dio cuenta de cuánta gente se aprovecha de los niños y contrató gente inteligente para que me protegiera de eso”.

Esa no es la única afirmación de Miley Cyrus que sorprendió a algunos. La artista también manifestó que no era “realmente fan” de Mariah Carey.
“Nunca he sido realmente una fan porque Mariah Carey es egocéntrica… Eso es parte de su numerito (…) y lo que la convierte en un ícono gay. Tiene que ver con la ropa que lleva y con ella misma”.