Monseñor Baltazar Porras es consagrado por el Vaticano

  • MAIRA FERREIRA
  • FANNY MORA

19 de noviembre de 2016 04:00 AM

EL UNIVERSAL

Caracas.- El actual arzobispo de la Arquidiócesis de Mérida, Baltazar Enrique Porras Cardozo, de 72 años y que ha dedicado parte de su vida a ser uno de los dirigentes de la iglesia católica en el país, es consagrado este sábado cardenal de Venezuela por el papa Francisco en víspera de la clausura del Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

Para monseñor Jesús González de Zárate, obispo auxiliar de Caracas y secretario general de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), el nombramiento de monseñor Porras como cardenal significa una gran alegría y un reconocimiento de su amplia trayectoria pastoral no solo de la iglesia de Mérida sino de Latinoamérica.

Esta decisión, dijo, también significa un reconocimiento del Sumo Pontífice al país, “un gesto de cariño a la iglesia de Venezuela”, dijo González de Zárate en entrevista exclusiva a El Universal.

Monseñor señaló que conoce a Porras desde muy joven, ya que este fue por cuatro años el rector del seminario San José en El Hatillo y gran parte de su formación sacerdotal la hizo junto con él. Tiempo en el que pudo conocer  su gran amor a la iglesia, su vocación como sacerdote y su capacidad de trabajo.

“Nos enseñaba a desgastarnos a trabajar al servicio de la iglesia, unido a una profunda reflexión intelectual como profesor” (…), “Estaba muy pendiente del acontecer de la iglesia, de la profundización en el saber ideológico y también los desafíos que la situación actual le presenta al sacerdocio”, relató el secretario general de la CEV.

Porras Cardozo nació el 10 de octubre de 1944 y es licenciado en Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca en el año 1966, donde también obtuvo el doctorado en Teología Pastoral; y un año después es ordenado sacerdote, específicamente el 30 de julio. Estudió filosofía en el Seminario Interdiocesano Santa Rosa de Lima de Caracas. También fue presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) durante dos mandatos consecutivos, desde 1999 hasta 2006, así como vicepresidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) entre 2007 y 2011.

Destacó monseñor González de Zárate que el segundo nombramiento de un cardenal venezolano representa un compromiso con el Santo Padre, ya que los cardenales son consejeros del Papa en la realización de sus ministerios como pastor de la iglesia universal.

En ese sentido, determinó que monseñor Porras va a ayudar a Francisco dada su experiencia como arzobispo de Mérida junto al cardenal Jorge Urosa Savino.

“Dos venezolanos de altísimas cualidades van a apoyar el trabajo del Papa, desde rescatar la bondad de Dios y la renovación de la iglesia en una dimensión misionera”.

Jesús González de Zárate, obispo auxiliar de Caracas y secretario general de la CEV

De los 17 nuevos purpurados de este sábado, 13 de ellos electores procedentes de Latinoamérica, España, Estados Unidos y también de países periféricos, a juicio del Sumo Pontífice, es un gesto que significa la “universalidad de la Iglesia Católica”, y a su vez, manifiesta “el vínculo inseparable entre la sede de San Pedro y las iglesias particulares repartidas por todo el mundo”.

Monseñor Baltazar Porras Cardozo fue nombrado el 17 de septiembre de 1983 obispo auxiliar de Mérida por el Papa Juan Pablo II, quien lo designó como Arzobispo de la entidad el 30 de octubre de 1991. El  nuevo cardenal fue un fuerte crítico del Gobierno de Hugo Chávez lo que generó “agresiones verbales” por parte del fallecido mandatario y sus seguidores. No obstante, Monseñor Porras Cardozo acompañó al entonces jefe de Estado en su temporal salida del poder el 11 de abril de 2002, un momento que quedó para la historia del país.

También destaca por ser un buen defensor por la paz de Venezuela y se considera uno de los historiadores más diligentes de la iglesia católica en el país. Además, es conocido por estar conectado con los jóvenes y el laicado comprometido.

Baltazar Porras desde su nueva posición como cardenal, expresó monseñor González de Zárate, secundará las decisiones y medidas que tome la Santa Sede en el proceso de diálogo entre la oposición y el Gobierno, donde el Vaticano es mediador junto a la Unasur (Unión de las Naciones Suramericanas) a través de su secretario general Ernesto Samper y los expresidente José Luis Rodríguez Zapatero de España, Martín Torrijos de Panamá y Leonel Fernández de República Dominicana.

Con esta designación, Venezuela tiene dos representantes en el Colegio Cardenalicio.