MUD amplió de 4 a 7 las exigencias que presentará a los mediadores

By MARU MORALES P.
Los partidos de la Mesa de la Unidad Democrática avanzan simultáneamente en la presentación de una contrapropuesta que responda a los 21 planteamientos formulados en enero por los mediadores y en la reestructuración interna. “Tema 1 y tema 2”, como son identificados durante cada plenaria del G-9.

Con respecto al “tema 1” (respuesta a los mediadores), se acordó ampliar de 4 a 7 las exigencias al gobierno de Nicolás Maduro, como condición para cualquier nuevo acercamiento. Además de demandar el cumplimiento de los acuerdos a los que se llegó el año pasado (cronograma electoral, cese del desacato y reconocimiento del Parlamento, canal humanitario y libertad de los presos políticos), sumaron otros tres temas: medios de comunicación, sector productivo y Fuerza Armada.

“Se plantean exigencias muy concretas en materia de medios de comunicación, como que se restituyan las garantías para la libertad de expresión e información, se regularicen las concesiones a los medios audiovisuales y normalice el acceso de los medios impresos al papel periódico. En el sector productivo, se aboga por el impulso a la producción nacional y el cese de las expropiaciones e intervenciones de tierras y empresas. Y respecto a la Fuerza Armada, se exige al gobierno que se apegue al artículo 328 de la Constitución que le da un carácter no partidista”, indicó uno de los partícipes de las discusiones para la preparación del documento.

El texto, que será presentado en los próximos días –probablemente junto al anuncio de la reestructuración- surgirá del aporte que realizaron los 9 partidos con más peso dentro de la MUD y de la consulta a la sociedad civil, que está en curso.

Tema 2. Sobre el reglamento y estructura interna de la alianza, “hay un borrador que está siendo aceptado por todos”, indicó la fuente.

Sobresalen cuatro cambios: primero, se eliminan el G4 y el G7, solo queda el G9 como instancia para la toma de decisiones, pero pasará a llamarse Coordinación Política Ejecutiva. Segundo, se incluye una silla en la Coordinación Política para el jefe de la bancada de la Unidad en la Asamblea Nacional; con ello se aspira a más coherencia entre el discurso de la MUD y la actuación de la fracción.

Tercero, “se crea un espacio de intercambio permanente para la sociedad civil, mas no de dirección”. Las ONG, asociaciones, gremios y organizaciones en general serían convocados por la MUD, según su área de experticia.

Y el cuarto aspecto en revisión es la formación y competencias de la secretaría ejecutiva, en manos de Jesús Torrealba desde 2014. Al respecto, se discute si ampliar la instancia a tres personas con una vocería rotativa o mantenerla en una persona. “Sea cual sea la decisión, surgirá del consenso, pero la idea es que los partidos no hablen de la MUD en tercera persona”, señaló la fuente.

La propuesta de sustitución de Torrealba aún no ha cristalizado. Sin embargo, nombres como el de Ramón Guillermo Aveledo, que ocupó el cargo entre 2008 y 2014, y el del alcalde de Baruta, Gerardo Blyde –que ya manifestó que no está interesado- han sido mencionados en las reuniones.