Navegantes buscan la clasificación con todo

  • ADRIÁN GUERRA

13 de diciembre de 2016 08:15 AM

EL UNIVERSAL

Los Navegantes del Magallanes se encuentran negados al naufragio y como buenos hombres de mar han luchado contra viento y marea para mantenerse a un juego de la clasificación en la presente zafra del beisbol venezolano.

El cambio de timón parece haber sido el envión anímico que necesitaban los filibusteros para emerger desde las profundas aguas de la tabla de posiciones de la LVBP.

Con la victoria del pasado domingo ante los Tiburones del Guaira, con marcador de 12-6, lograron firmar su primera semana positiva después de casi un mes con récord adverso.

Desde que Omar Malavé inició sus labores como timonel de los Navegantes los resultados han comenzado a salir, a tal punto de sumar cuatro victorias en los últimos seis cotejos.

“Los cambios se han visto en el terreno de juego, la química la agresividad, las ganas de competir que de un momento a otro no la veíamos se ha recuperado”, afirmó el manager de los valencianos.

“El equipo se ve con otra cara, estamos un poquito mejor”, puntualizó el estratega.

La nave turca debe afrontar sus últimos 13 compromisos como una final, si desea mantenerse con opciones a una hipotética clasificación a los playoff de la pelota criolla.

Dos series a cuatro compromisos contra los Tiburones de La Guaira y Bravos de Margarita, y dos encuentros frente a su “eterno rival” caraquista, parecen ser vitales dentro de las posibilidades valencianas tomando en cuenta que del séptimo  al cuarto puesto solo hay 4,5 juegos de diferencia.

“Sabemos dónde estamos parados y la importancia de cada juego, los peloteros lo entienden así y cada uno de ellos saldrá al campo a dar lo mejor  de ellos”, asentó Malavé.

“La forma en que estamos pensando es en hoy y más nada, no nos preocupamos por la clasificación. Hay que creer más en nosotros y en el día a día, sería  un  error muy grande estar pendiente de la tabla de posiciones”, esgrimió el manager eléctrico.

El caso de los abridores ha sido una de las grandes preocupaciones navieras desde el inicio de temporada, pero la incorporación de lanzadores de la talla de Eduardo Rodríguez y la futura incorporación de Félix Hernández, dan un poco de tranquilidad al cuerpo técnico.

“Nuestro pitcheo, sobre todo el abridor, ha tenido sus problemas pero es parte de lo que se está tratando de restablecer. A partir del miércoles vamos a tener una rotación más fortalecida de lo que hemos visto”, finalizó Malavé.

Magallanes volverá al campo mañana cuando visite el parque de la Ciudad Universitaria para medirse nuevamente a los Tiburones de la Guaira.