Obama defiende el futuro tratado de libre comercio con la Unión Europea

  • DPA

18 de octubre de 2016 09:05 AM

EL UNIVERSAL

Roma. – El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió en una entrevista publicada hoy el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP, según sus siglas en inglés) al asegurar que la globalización, y especialmente el libre comercio, ha mejorado la vida de “miles de millones de personas” en el mundo.

El futuro del TTIP, que actualmente están negociando Estados Unidos y la Unión Europea, es incierto debido a que los dos candidatos presidenciales estadounidenses, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, han expresado sus reservas sobre el acuerdo. También la opinión pública en varios países europeos es hostil, informó DPA.

“El TTIP no rebajará los estándares. Por el contrario, elevará los estándares en materia laboral y con respecto a los derechos de los consumidores y la protección del medio ambiente. Además, asegurará una red de Internet abierta y libre, un elemento clave para nuestras economías digitales”, aseveró Obama en declaraciones al diario italiano “La Repubblica”.

“Por todas estas razones”, agregó Obama, “Estados Unidos mantiene su compromiso de llevar las negociaciones sobre el TTIP a término, y para ello se necesita la voluntad política de todos nuestros países”.

Tras argumentar que el “proteccionismo debilita nuestras economías”, el presidente estadounidense, cuyo mandato termina en enero, sostuvo que “nuestra economía global integrada, incluyendo el comercio, ha contribuido a mejorar la vida de miles de millones de personas en todo el mundo y a reducir drásticamente la pobreza extrema”.

En respuesta a una pregunta sobre el crecimiento de los movimientos antiglobalización a ambos lados del Atlántico, Obama reconoció que existe la necesidad de compartir los beneficios de la globalización de forma más equitativa mediante la regulación y políticas económicas “incluyentes”.

“Mucha gente cree que ha salido perdiendo a causa del comercio y la inmigración”, señaló Obama. “Debemos preservar nuestros valores y tradiciones como sociedades plurales y diversas, y debemos rechazar las políticas de ‘nosotros contra ellos’, que pretenden convertir a los migrantes y las minorías en chivos expiatorios”.

En otra parte de la entrevista, Obama atribuyó parte de los problemas económicos en Europa a las políticas de austeridad: “Creo que las medidas de austeridad han contribuido a ralentizar el crecimiento económico en Europa. En algunos países, agregó, los años de estancamiento han causado una frustración que se puede percibir en todo el continente, “sobre todo entre los jóvenes, que tienen una mayor probablidad de quedar desempleados”.