Protestas se extienden mientras Trump baja su tono

En momentos en que el mundo sigue en incertidumbre tratando de digerir la victoria del magnate Donald Trump, miles de estadounidenses se volcaron a las calles para un nuevo día de protestas contra el empresario, a pesar de que el presidente electo bajó el tono de la incendiaria retórica que lo catapultó a la Casa Blanca.

El magnate republicano, reunido con su equipo de transición en su residencia de Manhattan, mostró un tono conciliador desde que su victoria electoral el martes provocó conmoción en el mundo, y el viernes anunció que ya no intentaría desmantelar el programa de salud del presidente Barack Obama, conocido como Obamacare.

“Esto probará ser un gran momento en la vida de todos los estadounidenses. Nos uniremos y ganaremos, ganaremos, ganaremos!”, tuiteó ayer, mientras unas 15.000 personas se preparaban para marchar hacia la Trump Tower bajo la consigna “Trump no es mi presidente”.

En el centro de Chicago, varios miles de personas protestaron pacíficamente bajo la consigna “Sin odio. Sin miedo. Aquí son bienvenidos los inmigrantes”.

Ayer en la madrugada un hombre resultó herido de bala en un tiroteo durante una protesta en Portland, Oregon, donde cientos de personas salieron a la calle para mostrar su rechazo a la elección de Trump como presidente.

El Departamento de Policía informó que la víctima resultó herida cuando los manifestantes cortaban el tráfico para continuar con su marcha.

El atacante sacó su arma disparó en múltiples ocasiones y alcanzó a la víctima, que resultó con una herida leve, y fue trasladada a un hospital cercano. El agresor, un adulto joven de raza negra, se dio a la fuga y la policía sigue buscándolo.

Se le parece. Silvio Berlusconi, multimillonario que llegó al poder en Italia sin experiencia política en 1994, ve analogías evidentes con Trump.

“Hay analogías evidentes, aunque mi historia como empresario es muy diferente a la de Trump, a quien nunca he tenido la oportunidad de conocer”, declaró Berlusconi al Corriere della Sera.

El magnate italiano cree que Donald Trump fue elegido por los estadounidenses cansados de la vieja política, autista e incapaz de escuchar y comprender.

“Esta política cometió el error típico de las izquierdas del mundo. La de pensar que lo ‘políticamente correcto’ es una forma de estar cerca de la gente, sin comprender que los verdaderos débiles son los ciudadanos hostigados por el Estado, los impuestos, la burocracia, la inmigración descontrolada, el desempleo, la amenaza terrorista”, dijo.