Táchira se atrincheró para clasificar a la final

Atlético Venezuela necesitaba apelar a la épica para volver a la vida, y tener alguna posibilidad de pasar a la final del torneo Clausura. Enfrente estaba Táchira, con el peso de su historia, de lo que representa su camisa, y con el apoyo de su gente, que no dejó de acompañarlo ni en la que fue su casa provisional durante muchos años, el Brigido Iriarte.

El conjunto de Alex Pallarés hizo todo lo que estuvo a su alcance. Puso a sufrir a un Carrusel Aurinegro agigantado por el 3-0 de la ida, pero no le bastó. Atlético venció 2-0 a la oncena atigrada, y se quedó corto en su intento épico de remontar la serie semifinal. Táchira es finalista, con sufrimiento, pero con el mérito de haber sorteado los escollos de la serie con mucha inteligencia.

Carlos Maldonado decidió plantear un partido aprovechando la necesidad de su rival, y sufrió más de la cuenta. Colocó a dos delanteros rápidos, como Jan Hurtado y Giancarlo Maldonado para enredar a la zaga nacional, que por el resultado de la ida estaba condicionado a ir al ataque.

El cuadro local encerró a su rival, le quitó la pelota y lo hizo sufrir. Con Minor Lopez, Yoel Infante y Daniel Arismendi en el ataque, complicaron la tarea de los visitantes que nunca pudieron tener la pelota con comodidad en la maltrecha cancha del Estadio Nacional.

Tanto fue el acoso, que a los 35 Francisco “Minino” Flores sacó dentro del area un balón con la mano y cometió un penalti claro que “Cafú” convirtió en gol. Con el 1-0 aumento la intensidad del ataque de los de Pallarés, mientras Maldonado buscaba alternativas par paliar la ausencia de Hurtado, quien justo era expulsado por Juan Soto antes del final del primer tiempo. La segunda mitad repitió la tónica, y más cuando Lopez aprovechó un centro de Infante para el tanto definitivo.

El Carrusel se paró en su zona defensiva, ordenado y atrincherado, terminó resolviendo con mucho sufrimiento un partido que se antojaba más cómodo. Ahora están más cerca del título del Clausura.