Tres partidos de oposición están dispuestos a legalizarse ante el CNE

By JOSÉ GREGORIO MEZA
Dos tendencias se debaten en el seno de la oposición. Mientras Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo tienen disposición a legalizarse, otros como La Causa R y Copei lo rechazan de plano y prefieren fortalecer la tarjeta unitaria. Todos ellos esperan por la decisión que se tome en la Mesa de la Unidad Democrática, como informó Luis Aquiles Moreno, secretario general de Acción Democrática. Los partidos más pequeños analizan la situación y buscan alternativas.

Voluntad Popular no tiene dudas de su capacidad de movilizar a la militancia. “Dadas las últimas acciones y amenazas del gobierno, sospechamos que aquí lo que hay es un intento de ilegalizar a los partidos”, alertó Juan Andrés Mejía, coordinador político encargado. Rechazó que nuevamente se difieran las elecciones regionales. “Insisten en la estrategia de dilatar los procesos electorales”.

Para Edinson Ferrer, secretario nacional de organización de Primero Justicia, el proceso fue elaborado para que no se cumpla. “Si nos sacan por la puerta, nos meteremos por la ventana”. El partido hizo consultas con sus bases para determinar la posibilidad real de procurar las manifestaciones de voluntad exigidas en el tiempo estipulado. “Mucho va a depender de la reunión que tendremos en el CNE. Necesitamos esas variables para ver dentro de la dificultad si es posible llegar a la meta”.

Douglas Santana, secretario de organización de Un Nuevo Tiempo, dijo que cree que el partido participará en la renovación. “Es cuesta arriba y difícil, pero tenemos que afrontar este reto”. Aseguró que pedirán aclaratorias al Poder Electoral. “Lo que buscan es que no nos legalicemos y así, no convocar elecciones”. Indicó que las regionales deben hacerse este año.

Américo de Grazia, miembro de la dirección nacional de La Causa R, tildó de distracción la renovación. “Quieren mantenernos ocupados y ponernos a pelear entre nosotros por la militancia”. Llamó a valorar el esfuerzo para nuclearse en torno a la tarjeta única. “No podemos correr riesgos. Lo que debemos hacer es respaldar a la MUD y la tarjeta única y exigir que se hagan las elecciones”. Especificó que adelantan reuniones para que esta decisión sea la de toda la unidad opositora.

Henri Falcón, gobernador de Lara y fundador de Avanzada Progresista, señaló que el procedimiento de legalización, tal y como está planteado, es inviable. Sin embargo, cree que hay que esperar el reglamento para fijar posición al respecto. Llamó a la MUD a debatir el tema.

“No es la hora del partidismo, sino del patriotismo”, precisó Robert García, secretario general de Copei. Propuso que la oposición se una como bloque para definir una estrategia común. “No es el momento de vernos como parcelas, porque la democracia en Venezuela está amenazada”.

Iván López, miembro de la dirección nacional de Unidad Visión Venezuela, reiteró que es inviable cumplir con los requisitos. “La intención es liquidar la posibilidad de que la oposición se presente a las elecciones inhabilitando a los partidos”. Afirmó que apoyarán la tarjeta unitaria, aunque esta sea amenazada, y analizarán la posibilidad de renovarse. Insistirán en que las regionales se realicen este año.

Para Jorge Valverde, coordinador nacional de Moverse, lo más complicado es la limitante de dos días para recoger las firmas. “Con estos requisitos están entorpeciendo el sistema de partidos, que es el pilar de la democracia”.