Ultimaron a pareja de novios para robarlos en El Junquito

A la morgue de Bello Monte han sido ingresados 420 cadáveres este mes. De martes a ayer fueron trasladados 13 cuerpos a esa dependencia, según cifras extraoficiales.

Maryuri Andreína Alcalá Medina, de 30 años de edad, y su pareja Yender Bastos, de 20 años de edad, fueron ultimados a tiros cuando regresaban a su residencia en el sector Loma de Oro en el kilómetro 7 de la carretera de El Junquito.

La pareja, que se desplazaba a pie, fue atacada por unos delincuentes que los despojaron de celulares, dinero y demás pertenencias, el martes a las 9:00 pm. Alcalá Medina fue impactada de un disparo en el hombro y presumen que el proyectil la atravesó. Fue ingresada sin signos vitales al hospital Miguel Pérez Carreño.

A ese mismo centro de salud llevaron a Bastos, quien falleció dos horas después de ser ingresado. Le dispararon en la cabeza.

Con la muerte de Alcalá Medina asciende a 128 la cifra de mujeres ultimadas este año en la Gran Caracas.

Entre Charallave y Cúa. Tony Abreu, de 35 años de edad, era padre de tres hijos, de 7, 5 y 2 años de edad, su esposa está en el tercer mes de embarazo. Abreu murió a consecuencia de los tres tiros que le propinaron cuando iba como pasajero en una mototaxi en el sector Pithaya, entre Charallave y Cúa, estado Miranda, el domingo a las 9.00 pm, informó un allegado a la víctima.

Para mantener a su familia, Abreu trabajaba de lunes a viernes en una tasca licorería y entre sábado y domingo laboraba en un centro hípico.

Este domingo, al culminar su trabajo, salió del local y buscó los servicios de un mototaxista para que lo trasladara a su domicilio y cuando estaba cerca de su residencia el vehículo fue interceptado por unos hombres y como el conductor de la moto no se detuvo, dispararon y los impactos los recibió Abreu en la espalda.

El herido fue llevado primero al Pronto Socorro cercano donde no había insumos para atenderlo y lo refirieron al hospital Pérez Carreño.

La averiguación quedó en manos del Eje de la División contra Homicidios de la policía judicial de la zona.