Ultimaron a tres hombres en Primera Vuelta del Atlántico

By SANDRA GUERRERO | SGUERRERO@EL-NACIONAL.COM
El director del Observatorio Venezolano de Prisiones, Humberto Prado, informó que hay 33.000 detenidos en los calabozos de los retenes policiales que, sumados a los 55.000 reclusos que están en las cárceles, la cifra asciende a 95.000 presos en el país.

La información la dio Prado durante un foro realizado en la isla de Margarita, para dar a conocer las Reglas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas Mandela).

En el evento, Prado estuvo acompañado de los abogados Thelma Fernández, Marino Alvarado y el penitenciarista Pedro Rondón.

Indicó que la capacidad actual de los establecimientos penitenciarios es de 33.000 reclusos. Explicó que hay 58% de sobrepoblación carcelaria, más de 800% de hacinamiento crítico en los penales, y por encima de 100% en los calabozos, lo que contradice totalmente lo establecido en las Reglas Mandela.

“La situación de nuestras cárceles está muy distante de esas normas, pero hay que saber que es una orden para que los países las pongan en funcionamiento y adecuar su legislación; por ese motivo, esperamos que gobiernos como el nuestro, que dice respetar los derechos humanos, las tomen, implementen e impulsen”, recomendó Prado, quien dijo que uno de los grandes errores del gobierno es no reconocer las fallas del sistema carcelario.

Agregó que tal como lo ha demostrado el OVP mediante investigaciones, la solución a la crisis penitenciaria no es construir más cárceles, como lo ha asegurado la ministra Iris Varela, sino revisar la normativa legal del Estado.

“La práctica mundial dice que construir una cárcel es llenarla, y ahora que vamos por el plan número 25 de seguridad será colmarla de los más pobres. Lo que debería hacer el gobierno es garantizar que las personas se desarrollen en sociedad, que haya trabajo y estudios porque eso es prevención del delito”, expresó.

Una de las propuestas del OVP, que ha sido ignorada por el Estado venezolano, es la descentralización del sistema penitenciario.