Vuelos y drones marcaron la actuación de Lady Gaga

By EL MERCURIO | GDA
El espectacular show de Lady Gaga encendió el medio tiempo de la 51º del Super Bowl en Estados Unidos. Las redes sociales reaccionaron a la perfomance que realizó la cantante y que transmitió un especial mensaje de unidad para el país.

Con saltos al vacío, juegos pirotécnicos y hasta 300 drones que dibujaron estrellas a sus espaldas, la cantante estadounidense prefirió el espectáculo a la controversia.

Dentro de todos los comentarios, destacaron los de dos importantes figuras políticas. Una de ellas fue Hillary Clinton, quien utilizó Twitter para elogiar el espectáculo de la intérprete. “Soy una de los 100 millones de fanáticos del #SuperBowl que se volvió #Gaga por la Lady, y su mensaje para todos nosotros”.

Entre las más de 2.000 menciones que tuvo la artista en la red social una de ellas fue del ex vicepresidente de la administración de Barack Obama, Joe Biden. El demócrata aplaudió el show y el trasfondo de la presentación. “Increíble performance de mi amiga @LadyGaga. Me sorprendes y no sólo sobre el escenario. Estoy orgulloso de trabajar junto a ti en erradicar los ataques sexuales #ItsOnUs”, escribió Biden.

Otras figuras se sumaron a los comentarios del show. Katy Perry, Fergie, Nick Jonas, Bruno Mars, Ringo Starr, Paula Abdul fueron algunos de los artistas que utilizaron Twitter para aplaudir a Lady Gaga. El actor Neil Patrick Harris también lo hizo y le dedicó un emotivo mensaje: “Ella lo fue todo. Creativa, valiente e inclusiva. La amé”.

Chris Pratt se unió al grupo de famosos que elogió a la intérprete. “Bailando duro. Cantando en vivo. Terminó atrapando una pelota de fútbol. Siempre me ha gustado #Gaga. La amo. Eso fue increíble”, sostuvo. Incluso la hija del nuevo presidente de Estados Unidos Ivanka Trump utilizó su cuenta en la red social para asegurar que la actuación de Gaga fue “increíble”.

La cantante presentó sus grandes éxitos en el evento e interpretó emotivas versiones de los temas “God Bless America” y “This Land is your Land” con los que dio pie a un mensaje de unidad hacia el país. “Una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todo”, dijo.

La producción tuvo un costo de 10 millones de dólares y ha sido la más cara en la historia del Super Bowl. La audiencia, de acuerdo con los números preliminares de Nielsen, fue de 111,4 millones de personas solo en Estados Unidos.